Carlos Felipe Godínez García

 

El partido comenzó con gol de vestidor. Jonathan Valdivia recibió una falta en zona de riesgo y el colegiado no dudó en decretar la pena máxima a favor de Los Rayos. El cronómetro marcaba apenas los siete minutos; Jesús Isijara tomó el balón y remató raso al sector derecho, lugar opuesto al vuelo del cancerbero.

Los Zorros emparejaron los cartones a los 27 minutos, cuando Martín Barragán se levantó en un tiro de esquina y mandó un soberbio testarazo que fue imparable para Iván Vázquez Mellado.

Eduardo Lillingston fue el encargado de responder para Necaxa; el delantero se tiró de palomita en servició de balón parado, y el esférico impactó el travesaño.

El complemento se jugó con buen ritmo, pues ambos conjuntos buscaron quedarse con los tres puntos. Sin embargo, nadie gestó aquella jugada importante que decretara la diferencia, por lo que tuvieron que conformarse con un punto por bando.