Redacción

El Gobierno del Estado y la ciudad de Guadalajara ven en su política de promoción del deporte una oportunidad para recuperar la paz y la tranquilidad de los espacios públicos, aseguró el Gobernador del Estado, Enrique Alfaro Ramírez, al entregar la primera etapa de obras de la Unidad Deportiva López Mateos a los vecinos.

“Es un proyecto que se planteó por etapas y por la presión que teníamos para utilizar las canchas por las ligas que aquí juegan quedamos que íbamos a hacer esta como la primera etapa, hoy la estamos entregando ya concluida. Arrancamos ya el trabajo en la alberca, vamos al 5 por ciento de avance, lo vamos a acabar muy pronto. Aquí en esta primera etapa invertimos 18.1 millones de pesos”, destacó el funcionario.

El mandatario estatal se comprometió el pasado mes de abril a intervenir de manera total el complejo tras años de abandono y notable deterioro, para así convertirlo en el primer Centro de Alto Rendimiento para Deporte Adaptado.

“En el área de la alberca vamos a arreglar los chapoteaderos, los baños, los vestidores, por supuesto que todo el clima, lo que se tiene que resolver le vamos a invertir 21.8 millones de pesos, que ya está en ejecución, pero la buena noticia es que ya en el presupuesto de egresos de este año con el apoyo de nuestros diputados pudimos dejar etiquetados 60 millones de pesos que empiezan a construir ya en 15 días”.

En este proceso que está en licitación, explicó, continuará la segunda etapa que consiste en la intervención de la alberca, pabellón multideportivo, baños y vestidores y para estas obras se tienen etiquetados 100 millones de pesos. Por último, se contempla la restauración de las estructuras originales, así como la de las áreas exteriores: accesos, andadores, iluminación, mobiliario, arbolado y jardinería.

Este domingo la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública (SIOP) entregó al titular del Poder Ejecutivo las dos canchas que hasta hace algunos meses eran de tierra y piedra. Hoy cuentan con pasto sintético y el equipamiento hidráulico y perimetral para albergar partidos de día y de noche.

Este espacio deportivo ubicado en Colón y Lázaro Cárdenas fue diseñado por el arquitecto Alejandro Zohn y construido en 1962.

Algunas de las acciones ejecutadas en este complejo que quedó en semi abandono después de los Juegos Panamericanos de 2011, fueron: la nivelación del terreno de la cancha; la colocación de base hidráulica; luminarias; el acondicionamiento para obtener un correcto manejo pluvial; la colocación de una malla ciclón de tres nudos capaz de resistir los impactos de los balones y la instalación de porterías y pasto sintético.

Durante el evento, Enrique Alfaro respaldó la categoría que recibió la ciudad de Guadalajara como la Capital Mundial del Deporte, pues es en Jalisco donde continúan realizándose eventos internacionales como los partidos del Preolímpico de la CONCACAF rumbo a Tokio 2020.

Ismael del Toro Castro, alcalde de Guadalajara, destacó la conversión de este espacio para ser un punto de convivencia que lleva a niños y jóvenes, a través del deporte, a tener un vínculo con su gobierno.

Se informó, que este espacio, además de beneficiar a los vecinos de la zona, es utilizado por alumnos de la Preparatoria No. 5 para su acondicionamiento físico.

Posterior a la entrega, el Gobernador, miembros del gabinete y del Gobierno de Guadalajara, se enfrentaron en una cascarita de futbol, a la cual se dieron cita vecinos y equipos de las ligas.

“Será una más de las obras que entreguemos para demostrar que cuando hay voluntad, que cuando se traba con la gente se puede cambiar la historia de nuestra ciudad”, dijo Alfaro.