Gabriela Godínez García

 

El tema de la violencia en los espectáculos deportivos aún da de que hablar y es por ello que los diputados del Congreso del Estado de Jalisco en el que coincidieron que se deben tomar acciones al respecto.

El primero en hacer uso de la tribuna fue el diputado independiente Ricardo Rodríguez quien dijo que el acontecimiento sucedido el pasado sábado es una evidencia de la problemática que atraviesa la sociedad y que lamentablemente se vio ejemplificado con las porras de los equipo y la ineficacia por parte de los elementos policíacos debido a que debían de asegurar el espacio para el disfrute de la actividad familiar.

El legislador del Partido Verde Ecologista J. Jesús Palos Vaca señaló que son reprobables los actos sin dudad dijo «dan tristeza a quien los vio, da coraje e impotencia el ver que un deporte y un espectáculo tan hermoso, se vea manchado por tan lamentable conducta de supuestos aficionados»,  hechos que dijo, no se pueden considerar como aislados debido a que quienes participaron en este altercado cuenta con antecedentes penales por lo que es necesario que se tomen cartas en el asunto.

Por su parte el coordinador del Partido de la Revolución Democrática (PRD) Enrique Velázquez González, indicó que los responsables de estos altercados son los clubes quienes tienen identificados a las barras que causan estos alborotos y actúan al margen de la ley por lo que considera que es necesario se prohíban la entrada a las barras en los tres estadios de Jalisco.

Se debe de sancionar a quienes tenían en sus manos la seguridad de los aficionados el pasado sábado, indicó el diputado de Movimiento Ciudadano Clemente Castañeda, quien agregó que no puede estar en manos de improvisados la protección de la ciudadanía, por lo que solicitó la revisión del desempeño del director de seguridad de Guadalajara y que el fiscal inicie una investigación interna para conocer los grados de responsabilidad sobre los actos del fin de semana.

Durante su intervención el diputado panista Gildardo Guerrero recordó tragedias acontecidas en diversas partes del mundo, mismas que dijo espera no sucedan en Jalisco y que han sido consecuencia del actuar de las barras, considerando que la violencia no debe ser la gota que derrame el vaso debido a la que no se actuado de la manera adecuada en contra de las barras que actúan de una manera incorrecta y afectan un sano entretenimiento.

El último turno le correspondió al presidente de la comisión de juventud y deportes Miguel Hernández Anaya, quien refirió que es necesario realizar una reflexión sobre el tema de la violencia y que por lo tanto los legisladores deben identificar la realidad ya que el juego debe ser un factor que incentive los valores del deporte y no lo contrario.