Redacción

El Hospital Civil de Guadalajara (HCG) realiza de manera anual hasta 90 trasplantes, tanto de riñón, córnea o médula ósea, que benefician a pacientes pediátricos y adultos en situación de vulnerabilidad económica y que no cuentan con algún tipo de seguridad social, ello, gracias al trabajo de alta especialidad que realizan equipos médicos de diversas áreas como la Unidad de Trasplantes, la Unidad Oftalmológica de Alta Especialidad y las Unidades de Trasplante de Médula Ósea, tanto pediátrica como de adultos.

La Unidad de Trasplantes del Hospital Civil de Guadalajara, con sede en la unidad hospitalaria “Fray Antonio Alcalde”, realiza un promedio de 55 trasplantes renales cada año, en su mayoría los pacientes trasplantados son adultos, los casos pediátricos abarcan el 2% del total.

El Centro Nacional de Trasplantes del Gobierno de México (Cenatra) reporta al cierre de 2018 que más de 15 mil personas en el país están en espera de un trasplante de riñón, en contraste, se realizaron poco más de 3 mil trasplantes renales.

Al respecto, en el Hospital Civil de Guadalajara hay alrededor de 170 pacientes registrados en espera de un trasplante renal.

Visibilizar y crear conciencia sobre la necesidad que tienen miles de personas en espera de un trasplante, como única posibilidad de tratamiento definitivo para continuar viviendo, es el objetivo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) planteó desde 2006 al instituir la conmemoración del Día Mundial del Paciente Trasplantado, que se celebra cada 6 de junio.

Por otro lado, de acuerdo al Cenatra, el trasplante de córnea es el que más se realiza en México, con más de 4 mil trasplantes realizados en 2018. La Unidad Oftalmológica de Alta Especialidad del Hospital Civil de Guadalajara realizó ese mismo año un total de 29 trasplantes de córnea. De acuerdo con la doctora Miriam Becerra Cota, jefa de dicha Unidad, el paciente más joven que han trasplantado fue un niño de dos años de edad. La especialista refiere que los traumas oculares con objetos punzocortantes y las quemaduras son los principales motivos por los cuales los pacientes pediátricos son candidatos a un trasplante de córnea.

En cuanto a los trasplantes de médula ósea, el Hospital Civil de Guadalajara cuenta con unidades especializadas en dichos trasplantes. En el Antiguo Hospital Civil “Fray Antonio Alcalde” se atiende a los pacientes adultos, mientras que el Nuevo Hospital Civil “Dr. Juan I. Menchaca” se enfoca en los pacientes pediátricos, como parte del tratamiento integral del Programa de Atención a Niños con Cáncer.

En 15 años, la Unidad de Trasplante de Médula Ósea del Programa de Atención a Niños con Cáncer, ha realizado 145 trasplantes con un porcentaje de éxito del 71 por ciento, debido a la complejidad del cáncer en cada paciente. Por su parte, la Unidad de Trasplante de Células Progenitoras Hematopoyéticas para Adultos, desde su inicio de actividades en 2014, ha realizado 22 trasplantes de médula ósea a pacientes con patologías oncológicas y hematológicas graves.

Para la atención de los pacientes en espera de un trasplante, el Hospital Civil de Guadalajara cuenta con acreditaciones al Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos del Sistema de Protección Social en Salud (Seguro Popular) en tres programas: Trasplante de Córnea, Trasplante Renal en Paciente Pediátrico y Trasplante de Médula Ósea también para pacientes pediátricos, en que los costos del trasplante son cubiertos.

En el caso de los trasplantes de riñón y de médula ósea en pacientes adultos, que no cuentan con la cobertura de Gastos Catastróficos, los costos deben ser afrontados por los pacientes y sus familias, sin embargo, en el Hospital Civil de Guadalajara, diversas asociaciones civiles y personas de buena voluntad generan apoyos económicos y en especie para que los pacientes logren solventar los gastos del trasplante y sus tratamientos previos y posteriores.

A decir del doctor Marco Antonio Covarrubias Velasco, jefe de la Unidad de Trasplantes del Hospital Civil de Guadalajara, la institución, como hospital escuela de la Universidad de Guadalajara, no sólo ejerce una función sustantiva al brindar atención especializada e integral a través del trasplante de órganos a quienes padecen  enfermedades catastróficas como el cáncer y la insuficiencia renal,  sino que contribuye de manera importante en otra de sus funciones sustantivas al formar a nuevos médicos de alta especialidad en la materia. “Los profesionales que proporcionamos atención a estos pacientes, seguimos formando miembros de la comunidad médica y servicios auxiliares que trabajan en esta labor”, subrayó.