Por Héctor Medina Varalta

 Manuel Pandiello, coordinador y vocero del Consejo de la Comunicación de Queremos mexicanos activos, manifiesta que, están difundiendo la segunda fase de la campaña No está chido, que busca evitar el consumo de alcohol y tabaco en menores de edad. Los datos nos dicen que los niños empiezan en promedio a consumir alcohol a los 12 años y a consumir tabaco a los 14 años.

 Preocupados por este tema, continuamos con la difusión de esta campaña, compartiendo el mensaje de que no está chido que los niños consuman estas sustancias, lo que sí está chido es que practiquen deporte y realicen actividades culturales que los alejen del consumo. Es por ello, que en esta fase nos hemos enfocado en hablar de la importancia que tiene el deporte y de todos los beneficios que aporta a los niños practicarlo desde pequeños, es por ello que en esta edición hemos sumado a deportistas y expertos en el ámbito deportivo para que sean voceros de la campaña- resaltó Pandiello.

La importancia de la comunicación familiar

Lo que busca la fundación es generar consciencia por medio de la actividad física, mediante el ejercicio o cualquier actividad física. La Campaña No está chido está apoyando al Consejo de la Comunicación, algunas sugerencias de dicha campaña: No está Chido Fumar, No está chido tomar, No está chido drogarse; por Está chido cantar, Está chido bailar, Está chido jugar fútbol. Tomar alcohol, es una de las causas principales por la que los niños dejan de ir a la escuela y si asisten n ese estado etílico pueden generar algún accidente o embarazos no deseados.

Por lo tanto, conocerse bien en la familia y los padres sepan qué hacen sus hijos es de suma importancia para que la familia siempre esté unida. Entonces, si hay comunicación en la familia hay muy pocas posibilidades de que los hijos tuerzan el camino.

Ejercicio y cultura

Además si los padres de familia invitan a sus hijos a caminar o a correr, o buscar cualquier actividad en la que los niños lleguen a involucrarse. La campaña está sostenida por cuatro pilares: cambio, cultura, motivar y fortalecer, por eso es muy importante que en la familia exista comunicación; el que los padres se acerquen a sus hijos e investiguen lo que hacen y decirles que no está chido que los niños fumen, ni tomen bebidas embriagantes.

El tercer pilar es motivar a la Actividad Cultural Extra Curricular, por ejemplo, “vamos a matar a dos pájaros de un tiro”,  es decir, vamos a hacer ejercicio caminando y vamos a visitar un museo”. De esta forma, hacer ejercicio y lo combinan con una actividad cultural y, obviamente, tener el conocimiento de todo el tema del alcoholismo y del tabaquismo en los menores de edad.

Consecuencias del alcoholismo y del tabaquismo

Hay registros de que algunos niños empiezan a beber alcohol entre quinto y sexto de primaria. Además, el 24 por ciento de los niños de secundaria fuman. Por otra parte, es un delito vender cigarros o alcohol a menores de edad.

En primer lugar para que esto no suceda, los padres tienen que tomar consciencia de que No está chido que los niños empiecen a tomar alcohol y tener el conocimiento que provoca el tomar bebidas embriagantes: mareos, deshidratación debido a la resaca, perder el equilibrio y sus demás consecuencias, de acuerdo al físico que tengan, sobre todo, que pueden generar un accidente o los que les puede suceder por tomar; en el caso de los niños que fuman, decirles que el humo del tabaco provocan tos, mal aliento y la ropa tanto como el cabello huelen muy mal y provoca poco rendimiento en los deportes.

La importancia de saber decir, ¡No!

Lo que buscamos es que el niño aprenda a decir no a cualquier persona que le ofrezca alcohol o tabaco y que los papás platiquen con sus hijos y, sobre todo, los problemas que surgen del alcohol o del tabaco y decirles que sus amigos no los induzcan en el juego de que “si no le entras a fumar o tomar alcohol, no eres bienvenido en nuestro grupo, pues no tienen por qué obligarlo a tomar o fumar para que este en el grupo.

Considero que son las malas amistades las que están condicionando su amistad con un cigarro o una bebida alcohólica. Por otra parte, los niños ya no juegan a las canicas ni a los juegos tradicionales que jugaban antes, ahora juegan con la tableta o en la computadora con personajes virtuales, no con niños de carne y hueso.

Hay mil 300 museos en todo México

Los papás tienen que ayudarlos a regresar a esas costumbres: jugar a los encantados, a las escondidas, buscar a que tengan más actividad física a que actúen más con su comunidad haciendo un torneo de beisbol, caminar los domingos al parque o visitar museos o las dos cosas.

Hay muchas cosas que ver en nuestro México tan grande y hermoso que es y que los padres les digan a sus hijos: “son 52 semanas, ¿qué les parece sin de esas semanas nos quedamos con 27 para visitar museos. En la República Mexicana hay mil 300 museos; es una forma de mantener una actividad cultural o ver un partido de basquetbol, en fin, hay muchas variantes de donde escoger. Manuel Pandiello invita a las y los lectores a visitar la página web: www.noestachido.org, ahí encontraran datos de algunas asociaciones en las que los pueden ayudar, en el caso de que tengan casos muy fuertes.

Vidas sanas

Hay una forma de promover este tipo de cosas para acercar a la familia para que conozcan en forma el problema del tabaquismo y del alcoholismo en los niños, que visiten la página web No está chido, ahí hay muchas formas muy interesantes de cómo hacer frente a algunas situaciones; simplemente con que el chico baile, por supuesto, en un ambiente sin alcohol. También nos pueden encontrar en las redes sociales: Facebook, YouTube, Instagram y Tweeter donde encontrarán muy valiosa información tanto escritos como videos.

Asimismo,  hay que promover la actividad física, conocer el tema del alcoholismo y tabaquismo en menores de edad, sobre todo, tener una unión familiar. Son los cuatro pilares y considero que son de las cosas que la gente debe tener muy presente: tener una unión familiar, conocer el tema del alcoholismo y tabaquismo en los menores de edad, hacer actividad física y deportes, tener actividades culturales y curriculares. Básicamente, es nuestro tema más importante para nosotros. Esta campaña no va para tres o cuatro años, va para largo-puntualizó.

NO ESTÁ CHIDO

Por dónde lo veamos, el consumo de alcohol y tabaco en menores de edad está mal. En ningún caso y de ninguna forma se podrán expender o suministrar bebidas alcohólicas a menores de edad. La violación de esta disposición será equiparable con el delito de corrupción de personas menores de dieciocho años de edad. (Artículo 220.- Ley General de Salud)