Redacción

Para garantizar la continuidad de la educación, las instituciones de educación superior han recurrido al uso intensivo de la tecnología, pero en el camino se ha quedado parte de la población estudiantil que no tiene acceso a ella, por eso la importancia de seguir trabajando para que haya una conectividad universal, señaló en entrevista el experto Francesc Pedró, director del Instituto Internacional de la UNESCO para la Educación Superior en América Latina y el Caribe.

“La conectividad es la llave de entrada al siglo XXI y ya llevamos 20 años en este siglo, así que hay que pensar seriamente de qué forma se consigue universalizar la conectividad. Ésta es más importante donde menos se tiene, donde más puede hacer la diferencia es precisamente donde no hay conectividad”, explicó.

Señaló que este rezago significa pérdida de aprendizajes, pérdida de estudiantes que ya no van a volver cuando reabran las instituciones, y una sobre todo una pérdida de equidad.

“Tenemos los problemas de falta de equipamiento, sumado a la crisis profunda que se vive en las familias, es decir, los estudiantes que están en la parte más vulnerable en las universidades comúnmente son los estudiantes qué más sufren de esta problemática”.

El experto de la UNESCO participará como ponente en el XXVIII Encuentro Internacional de Educación a Distancia que organiza UDGVirtual, donde impartirá la conferencia “La transformación digital de la educación superior durante la pandemia. Efectos sobre la docencia”.

De acuerdo Francesc Pedró, en su conferencia hablará sobre las cuatro ventanas que  de oportunidad que la pandemia ha dejado en las instituciones de educación superior.

A decir del experto, la transformación de las instituciones de educación superior debe alcanzar incluso a aquellas que desde antes ya se dedicaban a la educación a distancia, puesto que se han quedado ancladas en un nicho que deja fuera al sector joven.

“Años atrás esas universidades a distancia representaban la única oportunidad de acceder a la educación superior para muchísima gente contribuyeron a la democratización en temas de acceso, pero veámoslo de esta manera: si hoy en 2020, no existieran, con las posibilidades que tenemos ¿pensaríamos que es necesario crear universidades especializadas en educación superior a distancia?, probablemente no, porque las universidades ofrecerán eso mismo y más cosas”, explicó.

Sobre el Encuentro Internacional de Educación a Distancia señaló que es importante que existan este tipo de foros para la discusión, donde lo más importante de este tipo de eventos es que podamos rescatar también la voz de la gente que está en la trinchera, en la primera línea, tanto estudiantes como profesores.

“Creo que todos tenemos en la cabeza las mismas preguntas ¿qué es lo que está funcionando y por qué? ¿Eso puede servirme a mí en mi institución? ¿Qué no está funcionado y por qué? El conocimiento, evidencias, experiencias que resulten útiles para mejorar nuestra oferta en un contexto de crisis, tienen que ser compartidos”.

El XXVIII Encuentro Internacional de Educación a Distancia será del 30 de noviembre al 4 de diciembre, en la modalidad virtual. Las inscripciones pueden realizarse en el sitio web del encuentro https://encuentro.udgvirtual.udg.mx/

La conferencia del doctor Francesc Pedró, será el próximo 4 de diciembre a las 09:00 horas.