Redacción

Elegir el perfil adecuado del auditor y diseñar un modelo de Auditoría para Jalisco, los principales objetivos de los foros a los que convocó el diputado Hugo René Ruiz Esparza Hermosillo, presidente de la Comisión de Vigilancia del Congreso del Estado.

El diputado Hugo René Ruiz Esparza Hermosillo reiteró que después de escuchar a todas las voces involucradas que inciden en este tema, se concluye “que hay varios caminos trazados para mejorar el modelo de la fiscalización, no sólo para el perfil del auditor; sino también que se propuso adecuar el sistema, incluyendo en la legislación herramientas para garantizar imparcialidad, objetividad, calidad moral en los procedimientos”.

Informó que será a finales del mes de octubre de este 2016, cuando se publique la convocatoria para la designación del nuevo auditor, misma que se elaborará con respeto irrestricto a las disposiciones legales. Detalló que “el proceso va a ser público, transparente, a la vista de organizaciones civiles y tomando en cuenta las sugerencias planteadas, para concluir con la elección de un auditor que tenga características de imparcialidad, objetividad, solvencia moral”.

Los participantes en la mesa de diálogo que coordinó el académico del ITESO, Jorge Rocha Quintero, coincidieron que en el proceso para elegir al auditor, se debe privilegiar la honestidad y confiabilidad; debe contar con capacidad de liderazgo; que la selección entre los finalistas no se dé en base al reparto de cuotas entre partidos políticos; que se realice un procedimiento de revisión de la normatividad relativa a la fiscalización de recursos públicos y se tome en cuenta la opinión ciudadana; todo ello para fortalecer a la Auditoría.

Por su parte, el diputado Hugo Rodríguez Díaz refirió que “es triste que una de las instituciones públicas más cuestionadas en Jalisco sea la ASEJ, con un personaje que ha dirigido desde el año 2004 en medio de procedimientos, que si bien son calificados de legales, son inmorales”. Se debe apostar por una verdadera profesionalización de la Auditoría, que cuente con personal capacitado en cuestiones técnicas sobre la fiscalización, supervisión de recursos públicos  y rendición de cuentas públicas.

“Se necesita un perfil que tenga experiencia técnica en cuestiones de fiscalización y rendición de cuentas públicas; además de que sea un proceso que se aleje de la participación política y que esté desligado de un trabajo partidista”. Precisó que algunas de las acciones que no deberá repetir el nuevo auditor son los escándalos en lo que se ha visto inmerso el actual en su desempeño al frente de la ASEJ.

Para Cecilia Díaz Romo, representante del Colectivo Tómala, es necesario establecer cuatro etapas para elegir a quien deberá de suplir a Alonso Godoy Pelayo al frente de la ASEJ: definir el perfil, elaborar la convocatoria correspondiente, implementar el proceso de evaluación y el proceso de selección.

Plantea evaluar a los aspirantes apegándose al perfil que se establece previamente y a través de un formato transparente que garantice el cumplimiento cabal de su objetivo; para lograrlo, propuso un mecanismo de observación ciudadana independiente y vinculante que favorezca la limpieza del proceso. Se pronunció por decir “no” al reparto de cuotas entre partido y a una elección de manera obscura.

José Medina Mora Icaza, presidente de Coparmex, coincidió con los ponentes que le antecedieron y agregó que se debe fortalecer a la ASEJ pero no sólo para que revise los gastos, sino también para que revise y audite los desempeños. Los organismos empresariales se pronuncian a favor de que el nuevo auditor cuente con experiencia  en actividades relacionadas al control de las finanzas, evaluación del gasto público y del desempeño gubernamental.