• El mercado mexicano asciende a 86 mil mdp, de los que 6.7% es el de alta gama
  • La bebida alemana es la única certificada como totalmente libre de transgénicos

El mercado de las cervezas en México tiene un valor promedio anual de 86 mil millones de pesos, de los cuales 93% es dominado por las marcas comerciales, 6.7% por las importadas de alta gama, que se traduce en la importación de aproximadamente 25 mil contenedores, y menos de 1 por ciento por las llamadas artesanales, informó el representante en México de la cerveza alemana Oettinger, César Alejandro Montes López, tras destacar que este año incrementarán de manera exponencial su presencia en el país.

“Nuestro objetivo es controlar la mayor parte de ese segmento de cervezas premium. Tenemos esa certeza porque Oettinger tiene muchas ventajas respecto a los demás productos; somos la primera y única cerveza alemana certificada como totalmente libre de transgénicos”, apuntó tras la participar en la inauguración de Expo Cerveza México, evento que concluye este sábado 14 de mayo, en la Expo Guadalajara.

Al respecto, Montes López destacó que es un tema muy delicado, ya que en varias cervezas se han detectado elevados índices de glifosato, el cual es un elemento altamente cancerígeno.

“El tema del glifosato es muy fuerte, de hecho cualquier cerveza comercial, e inclusive artesanal con insumos locales e importados tienden a presentar este activo que es cancerígeno. Somos la única cervecera en Alemania que tomó cartas en el asunto, y que tiene esta certificación. De hecho, a nivel mundial hay muy pocas cervezas orgánicas”.

Además, el representante de Oettinger en México recordó que es una empresa familiar, con presencia en más de 120 países, y su historia se remonta a 1731, aunque su receta de cerveza se remonta a 1333.

Otra de las ventajas de su producto –dijo- es que está envasado en lata de aluminio, lo cual impide que le entre la luz, caso contrario con el vidrio, que propicia la oxidación más acelerada de la bebida.

“Lo que buscamos nosotros es que la experiencia de beber Oettinger sea lo más parecido a que se tome directamente del barril, y eso solamente lo vas a obtener a través de un elemento como lo es la lata, que impide el ingreso de la luz. Entonces, traemos la experiencia de una cerveza de gran calidad, con precio accesible”, concluyó