Redacción

A causa de la emergencia sanitaria del Covid-19, la tendencia de compras en línea va en aumento. Hoy el consumidor mexicano se habituó a realizar compras por medio de plataformas en línea con entregas a domicilio para evitar acudir a las tiendas; por lo que, en adelante, los negocios deberán cambiar y crear sus estrategias de servicio y venta y usar todo el potencial que las herramientas digitales ofrecen, explicó el Mtro. Leobardo Martín Vázquez González, profesor de la Escuela de Economía y Finanzas de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG).
Para salir adelante las empresas deberán adaptarse a los cambios en las tendencias de consumo y capacitar a su personal para enfrentar la situación de contingencia, agregó.
“En los últimos días la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) reportó que las ventas totales de sus agremiados cayeron un 19% en mayo, respecto a las ventas del año anterior, lo que muestra una mejora moderada con respecto a las ventas del mes de abril en que cayeron un 23%; esta mejora se puede deber a una campaña de ventas Hot Sale que se realizó en mayo. Los meses de abril y mayo representan una caída sin precedentes en la historia del sector Autoservicio y Departamentales”, dijo.
Agregó que ante está contracción en el consumo de los mexicanos y con la puesta en marcha de la «nueva normalidad», los negocios se encuentran ante un nuevo reto pues los consumidores han transformado significativamente sus hábitos de compra.
“Los mexicanos aumentaron su consumo de productos de supermercado frutas y verduras; carnes, pescados y mariscos; abarrotes comestibles, productos de limpieza del hogar y medicinas, en cambio se desplomó la venta de artículos como ropa y calzado, muebles, viajes turísticos y de negocios”, expuso.
Ante este cambio en el patrón de compra de los consumidores, los negocios tendrán que afrontar retos y el primero es identificar las nuevas oportunidades que se presentan por la actual pandemia, por lo que se recomienda lo siguiente:
Desarrollar canales digitales (online) para facilitar la interacción con clientes y prospectos.
Reenfocar las estrategias de venta identificando las nuevas necesidades de productos y servicios del consumidor actual (nuestros clientes y prospectos), lo cual implicará diversificar el negocio principal.
Priorizar a clientes clave identificando sus necesidades y/o condiciones especiales.
Capacitar al personal en técnicas de venta a distancia o campañas de ventas online y/o vía redes sociales.
Estimar la demanda al finalizar el periodo de contingencia para adaptarse rápidamente a las nuevas condiciones del mercado.
“Invito –dijo el especialista– a reflexionar sobre la siguiente frase de Jack Ma, fundador del exitoso portal de e-commerce Alibaba, líder de ventas en Asía: Lo más importante que debes tener es persistencia. Darse por vencido es la mayor de las derrotas”.