• Cambios en la realidad internacional, por pandemia, que obligan a modificaciones en las leyes contractuales

Gabriela Godínez García

Debido a la pandemia derivada del Covid-19 muchas de las actividades que se realizan de manera cotidiana tuvieron que cambiar su manera de realizarse, entre ellas el trabajo de oficina que cambio su sede a los hogares de millones de trabajadores tanto el sector público como del privado, por dicha razón la diputada federal Geraldina Herrera Vega propuso que para el próximo año, de seguir en este esquema, los patrones paguen la luz y el internet de sus empleados.

Señaló que desde hace algún tiempo ha venido trabajando con el tema del trabajo del futuro, al ser enlace parlamentario de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), y en las últimas sesiones se ha abordado con insistencia este tema, así como la inteligencia artificial, que ya es una realidad, sin embargo se ha llevado a cabo sin lineamientos.

La legisladora mencionó que en la reforma a la ley que se propuso ante la Cámara de Diputados se busca regular el teletrabajo; iniciativa que se aprobó en el Senado el 19 de junio del 2019; pero hasta estas fechas, con el impacto de la pandemia, se vieron en la necesidad de retomarlo, al ser esta forma de trabajo del presente.

Agregó que en la propuesta se incluye que el patrón brinde las facilidades al empleador para realizar las actividades dentro de su hogar, incluido contrato y prestaciones de ley, además de los pagos de internet y luz, entre otras necesidades básicas para el desenvolvimiento laboral previsto en su contrato, como si fuera a trabajar a la oficina.

Herrera Vega, indicó que posteriormente se realizarán modificaciones a la Ley de Trabajo y Previsión Social en materia de cuestiones psicosociales y adecuaciones primordiales que se deben realizar en los hogares para tener un espacio adecuado para trabajar.

Por otra parte, mencionó que entre las ventajas del teletrabajo, se encuentra que se evitan traslados que en muchas ocasiones implican bastante tiempo para llegar a las oficinas, tiempo que se desperdicia y que en su hogar pueden aprovechar para mejorar su calidad de vida.