Redacción

La carretera estatal 401 que va de Sayula a Zapotlán el Grande, ha quedado completamente reabierta a la circulación desde las 20:30 horas del lunes 19 de julio, toda vez que se concluyeron los trabajos complementarios para rellenar con mortero fluido algunas oquedades que se detectaron en su kilómetro 68+580, surgidas debido a la tormenta durante la madrugada del mismo día.

Dichas acciones, destinadas a garantizar plenamente la seguridad de los usuarios, requirieron el cierre durante algunas horas del tramo que, el pasado 10 de mayo, se vio afectado por la aparición de una grieta y un socavón propiciados por los escurrimientos de agua procedentes de una huerta aledaña.

Después de consolidar la carretera y ejecutar la construcción de la infraestructura de manejo pluvial necesaria para contener los citados escurrimientos, la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública (SIOP) y La Unidad Estatal de Protección Civil del Gobierno de Jalisco determinaron la reapertura de la vía; en cuanto la carpeta asfáltica se asiente –en tres o cuatro días– se procederá al balizamiento de la carretera.

Cabe resaltar que el monitoreo de la carretera estatal 401 se mantendrá las 24 horas con la Unidad Municipal de Protección Civil Sayula en coordinación con la Unidad Estatal.

Reparado también socavón en la carretera a Jilotlán de los Dolores
El socavón formado hace casi tres semanas en la carretera estatal 449 que conecta a Jilotlán de los Dolores con Tecalitlán, ya fue completamente reparado por el Gobierno de Jalisco y quedó la vialidad reabierta plenamente a la circulación desde el pasado sábado 17 de julio.

Protección Civil del Gobierno de Jalisco y las autoridades municipales de Jilotlán de los Dolores mantuvieron un constante monitoreo de la zona, en tanto que la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública (SIOP), se encargó de reforzar y ampliar las obras de drenaje adyacentes a un arroyo que la atraviesa para que ahora tengan el doble de capacidad para manejar el agua que fluye principalmente durante el temporal de lluvias.
Se colocaron dos tramos de tubos en paralelo con una longitud de 32 metros cada eje de desagüe y reconstruimos los cabezotes de acceso y salida con una rampa tipo lavadero.