Gabriela Godínez García

 

El presidente municipal de Tlajomulco de Zúñiga Ismael del Toro Castro, señaló que en el momento en que se enteraron de que en el municipio existía una empresa clandestina que contaminaba en la zona del Ventarrón, inmediatamente procedieron a clausurarlo.

Indicó que la autoridad estatal intento poner un «cuatro» a la autoridad municipal al convocar el fin de semana pasado a una rueda de prensa, conociendo información respecto a la  empresa contaminante, en vez de dárselos a conocer a las autoridades correspondientes; sin embargo dijo se dio cuenta de este problema gracias  a un medio de comunicación.

Del Toro, agregó que están en revisión permanente de las empresas que se encuentran alrededor de la Laguna de Cajititlán y las presas que se encuentran en el municipio, para evitar que sean contaminadas, por lo que agregó que «no me tiembla la mano para actuar y proteger al medio ambiente».