Redacción

La nueva normalidad, causada por la pandemia del Covid-19 y el distanciamiento social, obliga a las empresas a realizar entrevistas de trabajo virtuales, por lo que los jóvenes que terminan sus estudios deben conocer cómo las organizaciones reclutan a sus recursos humanos y evitar errores que se han vuelto comunes entre los entrevistados como: exagerar al “momento de venderse”, compartir información innecesaria, tener mala ortografía, vestirse de manera informal y mentir, afirmaron Fernanda Peña Estrada y Máximo Valdez Jiménez, Reclutadores de IBM (Talent Atraction) en Guadalajara, Jalisco, durante la conferencia virtual “DIS, ¿cómo hacer un CV de Alto Impacto?”, que organizó el Instituto Mexicano de Ejecutivos en Finanzas Universitario de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG), sobre consejos de cómo tener una entrevista de trabajo virtual exitosa.
“En las entrevistas virtuales deben tener mucho cuidado antes, durante y después de éstas. Antes: tengan una fotografía y nombre de usuario formales, modifíquenlos en la plataforma que usen para sus reuniones virtuales. Revisen su conexión de internet 10 minutos antes de su entrevista, conéctense para revisar la conexión de internet al igual que la plataforma, para que ambos funcionen bien y preparen su entorno: escojan un lugar donde la luz, el escenario y la señal de internet sean adecuados”, aconsejaron.

Ambos expertos recomendaron que durante la entrevista de trabajo virtual, el individuo debe relajarse y estar preparado para la situación. También que fueran puntuales (no entrar a la entrevista a la hora marcada, sino hacerlo minutos antes), cuidar la imagen, el lenguaje corporal, la postura y el tono de voz, además de investigar sobre la empresa.

“Sé tú mismo para impresionar. Al terminar: haz preguntas, tómate el tiempo para realizar preguntas, qué funciones son las que realizarías, qué metodología de trabajo usan y cuánto pagan. Asegúrate de que al finalizar sepas todo lo referente a la vacante y deja que ellos finalicen la llamada, eso habla bien de ti”, expuso Peña Estrada.

Otros consejos que compartieron fueron: que la persona resalte sus virtudes y nunca hablar mal de empleos o jefes anteriores.

Un currículo es la marca personal

En la misma conferencia, Valdez Jiménez, comentó que una entrevista de trabajo virtual puede ser exitosa, pero sólo conseguirán la cita si el currículum vitae (CV) llama la atención del reclutador, por lo que destacó que el CV es un documento de branding o marca personal, muestra quién eres, qué haces, cuáles son tus capacidades, entre otras cosas que hablan bien de ti.

“Es un resumen de tu persona que incluye tu desempeño en el ámbito laboral y la presentación que le das a la empresa y marca personal y lo usaremos a lo largo de nuestra vida. El contenido es de lo más importante y queda prohibido mentir, usar fotografías informales, información que no aporte y eviten adjuntar archivos innecesarios o mandar información incorrecta o desactualizada”, destacó.

Según ambos expertos en el tema, el currículo debe contar con una buena ortografía, orden y diseño sencillo donde se pueda encontrar la información de forma fácil. Otros puntos clave que destacaron fueron que se debe adaptar de acuerdo a la oferta, compartirlo en formato PDF y subirlo o adjuntarlo a diversas plataformas de empleo.

“Su extensión debe ser de una hoja, todo bien acomodado. En la primera parte deben poner su nombre completo, mail y teléfono celular. Luego perfil personal. un párrafo resumido de a dónde quieren ir y en qué industrias quieren desarrollarse a futuro”, apuntó Peña Estrada.

En el siguiente espacio debe agregarse la formación académica (qué marcaron como muy importante), cuándo iniciaron sus estudios universitarios, si estudian todavía o cuándo terminarán y pidieron omitir información innecesaria como donde estudiaron del kínder a la secundaria.

El siguiente punto deberá ser la “Experiencia Laboral”, pero si no se tiene como en el caso de los estudiantes que están por terminar su carrera, se puede exponer sus proyectos, qué mejoras hicieron, prácticas profesionales, habilidades y conocimientos, idiomas que dominan y qué cursos relevantes han tomado.

“Eviten datos irrelevantes o muy personales. La redacción debe ser en primera persona, eviten las oraciones largas, úsenlas sólo en el resumen profesional, escriban las experiencias pasadas en pasado, sean concisos y directos con información y pongan las fechas en orden”, añadieron.