Redacción

Luego del ataque que sufrieron integrantes de la comunidad indígena de tepehuanos-wixárikas por un grupo de sujetos no identificados, en la población de San Lorenzo de Atzqueltán en el municipio de Villa Guerrero, Jalisco, el Gobierno del Estado, por instrucciones del Secretario General de Gobierno, Enrique Ibarra Pedroza, brindó de inmediato atención médica y protección a los familiares de los integrantes de la comunidad indígena.

Para ello, en coordinación con la Secretaría de Salud y la Secretaría de Seguridad, fue enviado a la población de San Lorenzo de Atzqueltán el helicóptero Black Hawk para realizar el traslado al Hospital Regional de Zoquipan, donde reciben en estos momentos atención médica especializada, 3 personas del sexo masculino y uno más se encuentra en observación médica en un hospital de Zacatecas.

Es importante aclarar, que no se encuentra ninguna persona privada de su libertad, como se dio a conocer en algunos medios de comunicación.

Por su parte, la Secretaría de Seguridad Pública reforzó la seguridad en el municipio de Villa Guerrero y el Gobierno de Jalisco dará acompañamiento a los afectados y a sus familias, a través de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas del Estado de Jalisco, para coordinar el traslado de los familiares que se encuentran en Colotlán. En tanto, la Subsecretaría de Derechos Humanos de Jalisco, ha dado seguimiento puntual a este caso, mediante asesorías y acompañamiento.

El Gobierno del Estado, reafirma su compromiso por esclarecer los hechos ocurridos en la población de San Lorenzo de Atzqueltán y para poder dar con los responsables.