Redacción

El Gobierno Municipal de Guadalajara iniciará un diálogo con vecinos y usuarios del Parque de la Revolución (Parque Rojo), para diseñar el proyecto que requiere este espacio público para su mejorar su imagen.

Este fue el acuerdo al que llegaron diversos grupos de usuarios de este parque con Ismael Orozco Loreto, jefe de la Oficina de la Presidencia, quien se comprometió a tener esta misma semana un cronograma de reuniones para empezar a construir consensos en beneficio de todos.

Orozco Loreto dejó en claro que la postura del Ayuntamiento es muy clara: “los espacios públicos que existen en la ciudad, son exactamente para eso, para la ciudad, para la recreación, para el espaciamiento, para la convivencia, para la expresión de los ciudadanos de todo tipo”. Con certeza, reiteró, esa es la política de Ayuntamiento tapatío.

Reconoció que el Parque de la Revolución (Parque Rojo) representa muchas cosas, como historia, valores culturales y arquitectónicos, de expresiones, incluso afectos de muchos tapatíos que durante décadas lo han utilizado como lugar de recreación.

El funcionario municipal señaló que sí se intervendrá el espacio, pero con un diálogo que permita, con una metodología participativa que se diseñará, se pueda construir, entre todos, la imagen del parque y transformarlo en una realidad.

“Vamos a trabajar con ustedes para que pensemos en nuestro parque”, el gobierno municipal,  vecinos y usuarios, deben trabajar sobre el modelo de parque que se quiere y para que los recursos que pudiera invertir el Ayuntamiento, sean bien invertidos, refirió Orozco Loreto.

Por último, les recordó que la intención del presidente municipal de Guadalajara, Ramiro Hernández García, es tener un gobierno cercano a los tapatíos, y así será.

En la reunión estuvieron presentes representantes de varios grupos que utilizan comúnmente este parque para sus actividades, como el Colectivo Bordemos por la Paz, Gdl en Bici, Vigilantes Verdes, Yo Soy 132 Guadalajara, Red de Economía Solidaria, entre otros. Asimismo, estuvo presente la regidora María Candelaria Ochoa Ávalos.