Redacción

El pasado 28 de diciembre en el tercer piso de la Delegación Regional de Servicios de Educación (DRSE) de la Secretaría de Educación, que se ubica en Avenida Enrique Díaz de León 1152, trabajadores de esta dependencia se encontraron en estado de ebriedad a jóvenes, entre ellos al parecer el hijo de la delegada María Leticia Chávez Pérez, quien, cabe mencionar, hace unos días se registró como precandidata a diputada federal por el distrito 14 por un partido político.

De acuerdo al reporte de trabajadores, los actos se reportaron al vigilante quien señaló que no se podía hacer nada, debido a que uno de los involucrados era hijo de la delegada, razón por la que se decidió hacer pública estas irregularidades, ya que se cree no es la primera vez que ocurre.

Según la queja de trabajadores, es una dependencia pública, y por tanto se debe respetar y jamás se debe utilizar como cantina, además es una exigencia para que las autoridades superiores tomen cartas en el asunto y se sancione a los infractores, así como a quienes los han permitido.