Redacción

A partir de esta semana la Universidad de Guadalajara (UdeG) pondrá a disposición de todas las personas diagnosticadas con COVID-19 un programa de préstamo de oxímetros, un dispositivo clave en la atención de esta enfermedad.

Así lo anunció en rueda de prensa virtual el Rector General de esta Casa de Estudio, Ricardo Villanueva Lomelí, quien explicó que el oxímetro sirve para monitorear el nivel de oxigenación en la sangre.

“Junto con la Fundación Universidad de Guadalajara compramos dos mil oxímetros, un aparato clave, y contaremos con un programa de préstamos para quien no pueda conseguirlos o por los precios, que no son accesibles”, informó. 

Puntualizó que detectar la falta de oxígeno de forma temprana puede ayudar a evitar el uso de ventiladores en pacientes con COVID-19 y, por consiguiente, salvar vidas. Los aparatos podrán ser solicitados a través del Call center (33-3540-3001) y se entregarán con un instructivo e indicaciones para el monitoreo en casa. Serán prestados por un lapso de 15 días. 

Villanueva Lomelí anunció, además, que en próximos días la UdeG pondrá a disposición de la población en general dos nuevos laboratorios para la detección del COVID: en los centros universitario de los Altos (CUAltos) y del Sur (CUSur).

“Lo más valioso no es la inversión en equipamientos e infraestructura que se ha construido, esto no se puede hacer sin una comunidad comprometida en jugársela para la realización de estas pruebas, y estas comunidades, desde un principio, levantaron la mano para poder realizarlas”, declaró.  

Añadió que ya se trabaja en la instalación de otros dos laboratorios, uno en el Centro Universitario de Tonalá (CUTonalá) y otro en el Instituto Transdisciplinar de Investigación y Servicios (ITRANS). 

La Rectora del CUAltos, Karla Alejandrina Planter Pérez, dijo que el laboratorio en ese plantel entrará en funciones a partir del 31 de julio, realizará 50 pruebas rápidas y PCR por jornada y que irá aumentando el número conforme a la demanda. 

“Estará trabajando lunes, miércoles y viernes. Las pruebas estarán siendo analizadas por el Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), en lo que está listo el laboratorio, que esperemos sea en la segunda quincena de agosto, lo que nos permitirá trabajar diario y aumentar el número de pruebas. Son más de 55 voluntarios listos y ya capacitados”, apuntó. 

El Rector del CUSur, Jorge Galindo García, dijo que contarán con un laboratorio con todos los lineamientos para estas pruebas y que beneficiará a los 28 municipios en los que tiene impacto el plantel universitario, e incluso en Colima.

“Se tiene pensado iniciar con 30 pruebas, para después pasar a 60. Contará con la participación de 12 investigadores y entre 15 y 18 brigadistas. Esperamos iniciar operaciones entre el 5 y el 7 de agosto”, indicó. 

En cuanto a la actualización del Modelo Predictivo de la Sala de Situación de COVID-19, el Rector del CUCS, José Francisco Muñoz Valle, dijo que, de acuerdo con el Modelo SEIR, Jalisco se encuentra en un momento ascendente en el número de casos y la proyección habla de que podríamos llegar a mediados de septiembre con un nivel alto de contagio, donde se estiman hasta 88 mil 432 casos y entre siete mil y 8 mil fallecimientos.

“Estamos en un franco incremento en el número de casos, por lo cual es importante mantener todas las medidas como el uso de cubrebocas, e higiénicas, para detener el incremento de casos y evitar que se saturen los hospitales”, resaltó.

Fue presentado, además, el Estudio de opinión de seguimiento a la pandemia por COVID-19 en Jalisco, elaborado por el Centro de Estudios Estratégicos para el Desarrollo (CEED), de la UdeG. Su Director, César Omar Avilés González, dijo que la encuesta telefónica realizada a 413 personas, del 8 al 11 de julio, refleja el sentir de la población en muchos aspectos.

“Existe un alto interés por mantenerse informado sobre el tema (87.8 por ciento); consideran que los tres problemas que enfrenta México son el desempleo, el coronavirus y la pobreza. El 78.1 por ciento asegura seguir las medidas de sanidad, y 72.3 por ciento dice salir sólo a lo necesario”, informó.

El 57.2 por ciento de los encuestados coincide en señalar que los responsables por el incremento de casos y personas fallecidas son las personas que no siguen las normas sanitarias, y consideran que el uso del cubrebocas y el programa ‘Quédate en casa’, además de la sana distancia, son buenas medidas para contener la pandemia. 

Puntualizó que 50 por ciento está de acuerdo en regresar a la cuarentena obligatoria, y 56 por ciento de las personas se ha visto afectada económicamente durante la pandemia. En su mayoría, los encuestados están de acuerdo con diversas medidas para la reducción de contagios, así como en acciones para evitar el colapso económico del Estado.