Redacción

La propuesta de aumentar el precio de las tortillas de maíz no tiene argumentos contundentes que la justifiquen, dado que no se tienen incrementos en los principales insumos que se requieren para la elaboración de este importante alimento, como lo son los granos y los energéticos.
Así lo expresó el titular de la SEDER, Héctor Padilla Gutiérrez, quien resaltó “que es inaceptable la iniciativa de la industria de la masa y la tortilla de incrementar unilateralmente el precio de un alimento básico. Es un fenómeno claramente especulativo, por lo que el Gobierno deberá tomar las medidas necesarias y lo estamos haciendo para tomar las decisiones. Hay que proteger los intereses de la mayoría de la gente”.
El funcionario estatal comentó que hay un abasto suficiente de maíz blanco, dado que se tuvo una cosecha excepcional en el ciclo de 2015, por lo que el grano puede adquirirse en promedio a tres mil 700 pesos, lo que supone la misma cotización de hace un año, porque el mercado internacional ha mantenido a la baja los precios de las materias primas.
Asimismo, trajo a colación que en este momento no hay autorización de importaciones de cupos de maíz, por lo que no hay un impacto directo de la paridad cambiaria por ese motivo.
Padilla Gutiérrez dijo que los precios de la gasolina, el diésel y la energía eléctrica no presentan aumentos, máxime que el Gobierno Federal ha trabajado en acciones para reducir los costos de estos insumos en fechas recientes.
Ante la injustificable medida de ciertos grupos de la industria de la tortilla, Padilla Gutiérrez indicó que la SEDER, junto con las instancias federales competentes como son la Secretaría de Economía y la Profeco, promoverá una mesa de diálogo para encontrar medidas de acción que permitan dar una salida adecuada a la situación actual sin que se perjudique al consumidor en un momento complejo por el entorno económico internacional.
El responsable de la cartera agropecuaria del Gobierno de Jalisco también comunicó que es posible mantener precios de la tortilla atractivos al consumidor y que dejen márgenes favorables al industrializar el maíz, si se avanza en disminuir la cadena de intermediación.
Al respecto, informó que se tiene ya en marcha un modelo de negocio de pequeñas empresas de tortillas en las zonas productoras de maíz, de modo que se enfoquen a cubrir sus segmentos regionales y locales de mercado, lo que se pretende impulsar en coordinación con la Secretaría de Desarrollo Económico.
Citó que en breve se abrirá un negocio de este tipo en el municipio de La Barca. Lo anterior, luego de que versiones de algunos industriales de la tortilla, señalaran la especulación en la compra del grano.
En este punto, dijo que sigue vigente la oferta a los productores de tortilla de integrarse a los esquemas de agricultura por contrato.