Redacción

Con el paso de los días, después de que se registró un incendio que consumió parte del Mercado Libertad —mejor conocido como mercado de San Juan de Dios— los comerciantes reubicados ofrecen sus productos a los consumidores locales, así como a miles de personas que visitan este tradicional lugar, el cual es el más grande en su tipo en América Latina.

Al momento ha sido reubicado en diversos puntos el 80 por ciento de los vendedores que fueron afectados por este incendio: los del área de comida se colocaron en el patio central del mercado; los comerciantes de frutas y verduras están en el baquetón que se encuentra por la calle Dionisio Rodríguez; hierberías y productos naturales se venden en la plazoleta que se encuentra a un costado de la Calzada Independencia y el Mercado Libertad, entre otros puntos en las inmediaciones de este recinto comercial.

Patricia Genoveva Leyva, comerciante del Mercado Libertad, hizo una invitación a que la gente vaya a comprar a este tradicional lugar.

“Realmente el mercado está vivo, los locatarios que sufrieron el siniestro están acomodados en todo alrededor del mercado y aquí pueden encontrar de todo, verdura, fruta, todo está alrededor del mercado. No está cerrado más que la zona siniestrada, pero nosotros estamos abiertos y estamos de pie; ¡Los esperamos con mucho gusto y con los brazos abiertos, que se venga a comprarnos!”, exclamó.

El Gobierno Municipal de Guadalajara continúa con presencia  de diversas áreas como son: Protección Civil y Bomberos, Comisaría de Seguridad Pública, Dirección de Mercados, Inspección y Vigilancia, entre otras. Los elementos operativos verifican que se mantenga el orden y la operatividad al interior y en las zonas temporales que fueron habilitadas para que los comerciantes afectados puedan ofrecer sus mercancías de manera regular.

Francisco Treviño, visitante de la ciudad de Saltillo, Coahuila, compartió su experiencia al visitar este ícono comercial de la capital de Jalisco.

“Tienen mucha amabilidad, se preocupan por saber ‘¿qué necesita?’, ‘¿qué es lo que anda buscando?’, lo atienden muy bien a uno (…), sigan viniendo a este mercado y contribuyan a la economía de su ciudad; es una ciudad muy cálida, las personas son buenas gentes y lo atienden a uno como se merece”, detalló.

El mercado San Juan de Dios, continua su operación de manera regular, las áreas afectadas han sido confinadas y se realizan trabajos de recuperación en dichas zonas; las personas pueden asistir con toda tranquilidad y seguridad a degustar de algún platillo para desayunar o comer, adquirir alguna artesanía, zapatos, sombreros, cintos, botas, frutas y verduras, hierbas, etcétera.

San Juan de Dios continua con su actividad comercial como desde  que fue inaugurado en el año de 1958; el inmueble actualmente es considerado como Patrimonio Artístico de la Nación por el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).