Redacción

El Gobierno de Tonalá a través de la Dirección de Obras Públicas realiza una inversión de más de tres millones de pesos, al realizar trabajos de infraestructura básica como es el empedrado zampeado,  instalación de redes de drenaje y agua potable en calles de las delegaciones de Zalatitán y Coyula, beneficiando a cientos de familias que tenían más de 20 años pidiendo se realizaran estas importantes obras.

En la delegación de Zalatitán se colocó empedrado en cama de jalecillo y red de drenaje sanitario en la calle Cosmos y la construcción de empedrado zampeado (piedra ahogada en concreto) en calle Orégano con una inversión de $1,859´,257, operado con recursos del ramos 33 del fondo de infraestructura social municipal 2020.

Durante el recorrido de entrega y supervisión de obras, el presidente municipal Juan Antonio González Mora, resaltó que estás importantes obras de infraestructura básica cambian la vida de las y los tonaltecas ya que estas calles eran de terracería lo que provocaba que las niñas y los niños durante el temporal de lluvias tenían que caminar entre el lodo.

“Estas obras que realizamos lo hacemos gracias a una administración austera y responsable, poniendo cómo prioridad la necesidad de la gente e invirtiendo dónde más se necesita; estas calles tienen más de 20 años en que necesitaban una intervención y autoridades pasadas hacían sordos; ahora gracias a los vecinos y vecinas que se organizaron se acercaron con nosotros y la realidad ha cambiado, ya no veremos a nuestras niñas y niños tendrán un piso digno, no vamos a parar”, reiteró.

Asimismo, en la delegación de Coyula, sobre la calle Zaragoza se colocaron 5,533 metros cuadrados de empedrado zampeado además la instalación de 39 tomas domiciliarias de agua potable. Por otra parte, en privada Zaragoza se realiza la construcción de empedrado zampeado y la instalación de 23 tomas domiciliarias. Estas obras se encontraban con un atraso de más de 20 años, y en pésimas condiciones al encontrarse en terracería y sin redes de agua.