Gabriela Godínez García

Es importante que la presidente municipal de san Pedro Tlaquepaque,
María Elena Limón, piense en lo que requiere el municipio, antes de utilizar recursos públicos en contra de un ciudadano que ayuda a los más necesitados.

Es necesario que sea congruente tenga ética, por lo que debe de someterse a la revocación de mandato, proceso que iniciaron varios líderes sociales y empresarios en mayo pasado ante el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del Estado de Jalisco (IEPC), enfatizó el empresario y líder social Hugo Villavicencio.

Villavicencio Gallardo puntualizó que es absurdo que utilicen los recursos públicos en un ataque personal contra un particular, que ha invertido en brindar apoyos, incluidos médicos y despensas, a los ciudadanos con mayor vulnerabilidad económica del municipio, con una acusación falsa de actos anticipados de campaña.

“Esto lo he estado haciendo desde hace seis años, a través de mi asociación civil Intepro, que sólo utiliza recursos que se canalizan de mi empresa. Y les pregunto: ¿me vieron en las boletas de las elecciones pasadas? No, ¿verdad? La supuesta denuncia en mi contra no tiene sustento, porque nunca se ha pedido a nadie me apoye para algún cargo de elección popular, eso es un absurdo, además de que en ningún momento o mediante algún documento de mi parte o publicación en mis redes he solicitado jamás el voto de ninguna clase”, puntualizó.

Cabe recordar que la semana pasada el síndico del Ayuntamiento, José Luis Salazar, por órdenes de la presidente municipal, María Elena Limón, anunció ante algunos medios de comunicación que interpondrían un procedimiento en su contra por presuntos actos anticipados de campaña, por lo que considera que este acto demuestra que tiene en el municipio una profunda vocación dictatorial y vengativa.

Ahora resulta –dijo- que les molesta que un particular quiera ayudar a la gente más vulnerable, en lugar de ponerse a trabajar por el bien de la gente; insistió, tras puntualizar que es necesario que la Presidente Municipal de San Pedro Tlaquepaque, María Elena Limón, se someta a la revocación de mandato ante los pésimos resultados que le ha dado a los tlaquepaquenses.

“Podemos decir que es la peor administración municipal de todas, ya que ha estado plagada de señalamientos de ineficiencia y corrupción, con todos los indicadores delictivos al alza, servicios públicos municipales que no cumplen con su función, calles en estado lamentable, llenos de baches, alumbrado público inexistente en muchas colonias, servicios médicos en abandono, y en general para todas las áreas de los servicios públicos municipales deplorables”, indicó Hugo Villavicencio.

Añadió que ante las omisiones y negligencias del gobierno de María Elena Limón, por la pandemia del Covid-19, los motivó a ayudar más a la gente de Tlaquepaque, por eso fue que se decidió, junto con su equipo de trabajo, un proceso de apoyar entregando algunas despensas y artículos de primera necesidad, en las que no se utilizaron recursos públicos como lo hacen ellos, ya que jamás hemos visto una sola propuesta de la presidente, donde ella done un solo peso de su salario para ayudar a los demás.

Por último indicó que no teme las acciones jurídicas en su contra debido a las acciones burdas del municipio, su actuar solo evidencia por qué el municipio pierde la mayoría de sus juicios contra particulares, o corporativos, o contra quien sea, estamos hablando de un alto grado de incapacidad jurídica y desconocimiento de la ley que son alarmantes.