Gabriela Godínez García

 Para el presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU) Javier Armenta Araiza es injusto el incremento a 9.50 de todas las rutas del transporte público, debido a que en su gran mayoría no cumplen con lo mínimo requerido para su tránsito al modelo de ruta-empresa, además de que el cobro es realmente de 10 pesos, ya que no da cambio y no acepta monedas de 50 centavos de las nuevas.

Recordó que durante el confinamiento en el Estado de Jalisco se autorizó que 50 rutas incrementaran el costo del pasaje, ante ello la organización estudiantil realizó una «auditoría» a más de 70 unidades de transporte público, en donde se pudo constatar que muy pocas cumplen con las normas técnicas visibles.

Ante ello hacen un llamado a la Secretaría del Transporte para que analice la situación y que las unidades que no cumplen con los requerimientos se regresen a la tarifa de 7 pesos y esperar a que tengan todas las características para emigrar al nuevo modelo de transporte y no sólo darles el voto de confianza.
El líder estudiantil, agregó que además el incremento es un acto de insensibilidad, debido a que muchos de los usuarios, por la contingencia sanitaria, se están quedando sin trabajo, por lo que deberían de dar reversa al incremento, además de reiterar que el sistema de prepago tiene muchas fallas que sin duda afectan a los ciudadanos.

Por último, mencionó que no es justo para los ciudadanos estar dando “propina” sin tener un servicio de calidad, por lo que se encuentran analizando las alternativas legales para buscar cómo dar reversa al aumento.