Redacción

Con el objetivo de disminuir la temperatura que se registra en las islas de calor en la ciudad, autoridades tapatías pusieron en marcha “Guadalajara, ciudad fresca”, una política pública que contempla, en lo inmediato, cuatro acciones:

1.- Intervenir en las islas de calor ubicadas en las zonas Centro, Olímpica y Cruz del Sur.

2.- Impulsar el programa “Azoteas frescas”, para fomentar la utilización de impermeabilizante blanco, lo que puede disminuir hasta 4 grados Celcius la temperatura de los inmuebles, en comparación con el tradicional tono rojo.

3.- Echar a andar un plan de reforestación en las principales vialidades, parques y unidades deportivas del municipio. La meta para este año es plantar 15 mil árboles de especies nativas.

4.- Implementar la producción de árboles nativos de Guadalajara con el propósito de ampliar el catálogo de 74 especies arbóreas: 30 de gran formato, 28 de porte mediano y 16 de porte chico. Se pretende una producción de más de 30 mil ejemplares en el transcurso de tres años.

Esta política pública incorporará nuevos programas y acciones tendientes a la disminución de la temperatura en el municipio.

El Presidente municipal de Guadalajara, Ismael Del Toro Castro, reconoció la importancia de la agenda en materia de medio ambiente, poniendo como ejemplo cercano, la atípica tormenta del pasado domingo 30 de junio en la que se registró una intensa caída de granizo.

“Ese es un objetivo, una política pública que tenemos que acelerar, que tenemos que hacer entre todos, que tenemos que generar consciencia, el gobierno solo no va a poder lograr los objetivos de esta gran apuesta. Para aportarle a nuestra condición climática de la ciudad,necesitamos de las y los vecinos”, señaló.

Del Toro Castro se comprometió a continuar trabajando en la recuperación de los parques y otros espacios públicos con la reforestación del arbolado adecuado para eliminar las islas de calor de la ciudad.