Víctor Galindo

Con la entrega de reconocimientos a diez empresarios y dos integrantes de la Federación Revolucionaria de Obreros y Campesinos CROC Jalisco, fue celebrado el Encuentro Obrero Empresarial por séptimo año consecutivo, encabezado por el secretario general de la central obrera, Antonio Álvarez Esparza y con la asistencia del gobernador de Jalisco,  Aristóteles Sandoval Díaz.

 En la exposición de motivos, Álvarez Esparza se congratuló por el medio siglo de vanguardia conservado por Jalisco gracias a la estabilidad laboral, fincada por hombres de gran carácter y visión como don Heliodoro Hernández Loza y don Francisco Silva Romero, lo cual ha permitido mejorar las condiciones de los trabajadores mediante los contratos colectivos cuyo origen motiva la competitividad y productividad.

 Ahora somos jugadores en las ligas mayores del campo tecnológico, luego de que contemplamos nuestra historia con una visión retrospectiva con el afán común del bienestar para la familia obrera, traduciendo la antigua medición de fuerza en una sinergia para enfrentar a la competencia que viene de remotos lugares y que desplaza a nuestros productos en nuestra propia casa.

 Es por ello, agregó el líder de la CROC en Jalisco, que se han integrado equipos de trabajo efectivos, para poder mantener y enfrentar el reto de sostener la paz social y el equilibrio entre la plantilla laboral y la automatización de algunos procesos. Lo anterior lleva a lograr una mayor inclusión de personas con capacidades diferentes y avance en la igualdad de salarios para hombres y mujeres.

 Ponderó Álvarez Esparza la entrega como cada año, de los reconocimientos, el “Francisco Silva Romero” para los empresarios y el “Salvador Orozco Loreto” para los trabajadores, en la búsqueda de que la empresa y trabajadores allanen discordias laborales, ventajas unilaterales, para el logro de beneficios comunes.

 En el Encuentro Obrero Empresarial que llega este año a su edición séptima, se conjuntan grandes emprendedores y capitanes de empresa, ejecutivos de corporativos con profunda visión social y trabajadores de calidad mundial, dijo al dirigirse al gobernador Aristóteles Sandoval Díaz.

Reiteró que tanto el sector empresarial como el obrero coinciden en los mismos genes para el trabajo y el esfuerzo es conjunto para la capacitación con la cual se propician la renovación de aptitudes y en ello compartimos el mismo espacio y los mismos retos del globalismo desbocado… exigente… marginalizador, pero con la misma meta compartida: México.

 

Más adelante el líder de la CROC Jalisco, se congratuló porque se ha consolidado un gran equipo productivo en Jalisco, aunque hay pendientes como la seguridad pública, mayor generación de empleos y la debilidad del salario mínimo y consideró que el gran debate nacional se da sobre la confianza de los mexicanos.

 

Dijo finalmente que desde el ejemplo que damos en Jalisco, debe darse la pauta nacional para recuperar la armonía entre los mexicanos al hacer cada quien su tarea: respetar a los demás y reconocer el esfuerzo ajeno para lo que resulta bueno para todos y para México.