Redacción

Autoridades municipales, encabezadas por el Jefe de Gabinete, Erick Tapia, y por el director de Inspección y Vigilancia, Julián de la Cerda, recorrieron hoy diversos establecimientos de empanadas en el centro histórico, con el objetivo de corroborar que operen dentro de las normas establecidas.

De acuerdo con Erick Tapia, son alrededor de 200 negocios de empanadas los que se instalaron en este periodo vacacional y recordó que «por determinación de la Mesa de Salud se nos informó que los vendedores de empanadas no  estuvieran cerca de un templo, y en virtud de ello, se echó a andar un operativo de reubicación en el que participan 211 funcionarios de Inspección y Vigilancia, nos ayuda gente de Protección Civil, de la Comisaría, de Tianguis y Espacios Abiertos y de la Comisión Dictaminadora del Centro Histórico».

Agregó que estas verificaciones continuarán hasta el 11 de abril y dijo que los puestos de empanadas están en la zona de Santuario, Mercado Corona, Plaza Fundadores, Plaza Tapatía y San Juan de Dios.

Subrayó que se vigila que se cumpla el protocolo sanitario como es el uso del cubrebocas, gel antibacterial, y la sana distancia.

Por otro lado, el titular de Inspección y Vigilancia, Julián de la Cerda, manifestó que pese a que el estado está en “semáforo verde”, la estrategia en el cumplimiento del protocolo sanitario ante el Covid-19 continuará.

«En Guadalajara no hemos cambiado la estrategia, nosotros vamos a continuar con los operativos a todos los establecimientos comerciales, industriales y de prestación de servicios para efecto de verificar las medidas de salud», argumentó el servidor público, quien dijo que se han levantado 129 apercibimientos desde enero por no respetar el protocolo establecido.

Finalmente, indicó que los operativos son permanentes en los turnos vespertino y nocturno.