Redacción

Por el cuidado de su arbolado, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (ONUAA) y la Fundación Arbor Day reconoció a Guadalajara como “Ciudad árbol del mundo”.

La distinción también implica su incorporación a este programa internacional que tiene como objetivo fomentar una red global sólida y diversa de comunidades, profesionales, defensores y científicos que tienen la premisa de cuidar el arbolado de las ciudades y comunidades para crear bosques urbanos sostenibles, obteniendo con ello, reconocimiento internacional por su liderazgo en silvicultura urbana y comunitaria.

Las y los tapatíos deben sentirse orgullosos de vivir en una ciudad que mantiene una plantación y cuidado de sus árboles como prioridad en la agenda verde impulsada por el Presidente municipal, Ismael Del Toro Castro, quien ha destacado el trabajo conjunto entre autoridades y sociedad para lograr dicho reconocimiento internacional.

Entre los beneficios de pertenecer a Tree Cities of the World se encuentran el fortalecimiento de lazos entre los vecinos involucrados, la formación educativa de las personas sobre la importancia del manejo sustentable de los árboles y el reconocimiento internacional del trabajo realizado. Además, se crea una red global de comunidades comprometidas con sus bosques urbanos,  proporcionando un marco para un programa forestal urbano saludable y sostenible en La Ciudad.

Las ventajas de contar con un arbolado urbano son sustanciales, entre ellas:

-Reducción en los costos de energía, gestión de aguas pluviales y control de la erosión.

-Aumento del valor de las propiedades en la comunidad.

-Construcción de lazos más fuertes con el vecindario y comunidad.

-Honra a la comunidad a través de su compromiso con el medio ambiente más saludable.

-Educación sobre el valor de los árboles y la importancia del manejo sostenible de los mismos.

-Mejora el orgullo de la comunidad.

A estos beneficios, se debe sumar los que proporcionan los cinco requisitos necesarios para formar parte de este programa global: 1-Establecer responsabilidad, 2-Reglas establecidas, 3-Inventario, 4-Asignación de recursos y 5-Reconocimiento de logros.

Gracias a los esfuerzos realizados por capital jalisciense, México destaca a nivel latinoamericano por impulsar dicho reconocimiento, sumándose a países como Francia, Nueva Zelanda, Estados Unidos, Colombia, y Brasil, entre otros.