“Sin popote”: ¿Sirve de algo?

0
128
trash on the beach

Karime Ramos Godoy

En días pasados, hemos escuchando sobre la propuesta de prohibir el uso de plásticos, unicel y popotes en nuestro Estado, derivado de una tendencia mundial en el mismo sentido.  Ante esto, muchos se cuestionan si un popote puede realmente hacer la diferencia y otros comentan que un simple popote ni siquiera daña.

Para entrar en contexto, quisiera citar algunas palabras de Su Santidad el Papa Francisco cuando habla de la crisis ambiental en la encíclica Laudato Si: “Como suele suceder en épocas de profundas crisis, que requieren decisiones valientes, tenemos la tentación de pensar que lo que está ocurriendo no es cierto (…) Este comportamiento evasivo nos sirve para seguir con nuestros estilos de vidas, de producción y de consumo. Es el modo como el ser humano se las arregla para alimentar todos los vicios autodestructivos: intentando no verlos (…)”

Decir, “sin popote” es dar un paso en la cadena de cuidado ambiental. Es el inicio, tomar una pequeña decisión responsable que influirá en el cambio global. Más no debe quedarse ahí, no es suficiente; hace falta fomentar el consumo consciente, el manejo adecuado de los residuos, evitar acciones que contaminen, etc.

Hay que entender que la crisis ambiental actual llama al cambio en el estilo de vida individual, a cambiar hábitos, costumbres, dar ejemplo de cuidado, pedir a la industria que produzca mejores productos, más sanos, cuidando el medio ambiente. No podemos detenernos en el primer paso y tener una conciencia tranquila. El cuidado ambiental llama al compromiso total de cada individuo con el cuidado de la casa común. Recordemos que entender y respetar nuestros límites, es el verdadero poder, más allá del dominio sobre la naturaleza.

No caigamos en evadir la realidad de la crisis ambiental, ni en limitarnos a una pequeña acción, abramos los ojos al problema, avancemos a una mentalidad y un modo de vida responsable, consciente, donde el  consumo sea meditado,  es así como nuestro actuar individual verdaderamente puede sumar al cuidado del medio ambiente global.

La creación completa se interrelaciona, lo que hagamos u omitamos influye, pero un pasito no es suficiente, recorramos todo el camino.