• Aumentar y fortalecer servicios médicos municipales, demanda ciudadana también urgente.

Gabriela Godínez García/David Hernández Uribe

Con el objetivo primario de resolver de una buena vez el problema de escasez de agua e incrementar y mejorar los servicios de salud pública que se tiene en Cañadas de Obregón, Miguel Oropeza Ruvalcaba tomó protesta en días pasados como presidente municipal.

En entrevista para Despertar de los Altos, en materia de salud pública lamentó que no han recibido la vacuna para mayores de 18 años para la prevención del Covid-19, y para lo cual en el municipio se dispone de un solo centro de salud, donde se reciben 15 pacientes diarios por dicha enfermedad.

Señaló que es necesario fortalecer el tema de salud para disminuir los decesos y crear un plan de trabajo en conjunto con la Secretaría de Salud, para poder contar con filtros sanitarios en las escuelas y poder atender a todos los sectores que requieren de la vacunación, que es esencial para atender a la población.

El presidente municipal añadió durante la campaña electoral la ciudadanía dejó de manifiesto la urgente necesidad, primaria, de resolver el desabasto de agua potable que prevalece en el municipio.

Cañada de Obregón es el único municipio de la región Altos Sur que no cuenta con este servicio en los hogares, sino que se surten de una presa que se hizo en los años 70`s y que se encuentra en el municipio de Valle de Guadalupe, la cual es agua sucia, que se trata de bombear para poder potabilizarla, precisó.

Además dijo, la planta potabilizadora solo puede procesar una cantidad muy inferior a los volúmenes requeridos para los 4 mil habitantes del municipio, que es de un millón 500 mil litros diarios, por lo que han tenido que hacer pozos, pero el vital líquido que sale es termal, por lo que su uso no es adecuado.

El primer edil, dio a conocer que en conjunto con el Gobierno del Estado se buscará un plan para solucionar la falta del vital líquido, y aunque el actual temporal de lluvias ha sido generoso y permitió que se recuperara la presa, no es la solución para el abastecimiento, por lo que se requiere buscar un pozo que cumpla con la demanda de la población. Otra opción sería un trasvase de la presa de «El Salto del Agua» a la presa de El Carretero, para lo que se requiere el apoyo del Gobierno federal para entubar.

Otra idea es ver si los habitantes de Temacapulín acepten la presa de El Zapotillo, sin embargo  Oropeza Ruvalcaba, indicó que jamás se ha dicho que el agua ayudará  a los habitantes de los Altos de Jalisco, sino sólo para el Área Metropolitana de Guadalajara, además de que en el anteproyecto de presupuesto federal no hay presupuesto para culminar su construcción.

Otro de los problemas que han detectado es el basurero municipal, cuya basura cae al Río Verde, situación que requiere un esquema de tratamiento, debido a que es muy costoso es trasladar los desechos de Cañadas a Yahualica, una de las propuestas sería crear una planta de reciclaje en la cual se haga composta para evitar contaminación por lixiviados.