Toman protesta a jóvenes para nueva contraloría de becas a indígenas

0
153

Redacción

 

Poco más de 50 beneficiarios del programa estatal Becas a Estudiantes Indígenas se reunieron con el titular de la Secretaría de Desarrollo e Integración Social (SEDIS), Miguel Castro Reynoso, donde les compartió la intención de crear la Casa del Estudiante Indígena en Guadalajara para que los jóvenes reciban acompañamiento, asesoría técnica y apoyo para gestiones jurídicas o sociales durante su estancia en la ciudad.

Estudiantes provenientes de grupos étnicos como Triquis, Wixáricas, Nahuas, Cocas, Otomíes y Zoques se reunieron con el titular de la SEDIS y el equipo que coordina el programa Becas a Estudiantes Indígenas para plantear sus necesidades y elegir a quienes los representarán en la Contraloría Social del programa.

Durante el diálogo, el secretario les expuso la solicitud que le había hecho durante su reciente visita con la comunidad de Mezquitic de instalar una casa de apoyo para los estudiantes.

“Yo platicaba hace algunos días en Mezquitic, con autoridades de la comunidad indígena y nos daba un dato que a mí me parecía interesante, lanzaba una idea, una propuesta que pudiera trabajar con el Gobierno en conjunto con ustedes para que podamos instalar una casa en Guadalajara del estudiante indígena, en lo personal, este tema es una tarea en la que ya estoy trabajando, ya estamos trabajando en ello”, apuntó Castro Reynoso.

El programa Becas Indígenas reúne a 631 estudiantes en todo el estado, quienes reciben un apoyo bimestral de dos mil 400 pesos. A la reunión acudieron estudiantes que viven en la zona metropolitana y que pertenecen a comunidades del interior de la ciudad.

El secretario de SEDIS los invitó a que supervisen cada proceso de los apoyos y notifiquen cualquier tipo de irregularidad, pues les dijo que “pertenecer a un esquema de contraloría social no los obliga a asumir una responsabilidad, más allá del propio compromiso que tienen con ustedes mismos. No perdamos de vista algo, podemos crear condiciones propicias para que muchas cosas puedan ser positivas para mejorar nuestro entorno, en muchas ocasiones la falta de diálogo nos complica mucho la manera en cómo podemos ir desarrollándonos e ir creciendo”, explicó Castro Reynoso.