Ante las graves afectaciones por las tormentas en San Pedro Tlaquepaque, que provocaron estragos en al menos 12 colonias (con saldo de 180 fincas afectadas), dañando, tanto las viviendas, como enseres, pertenencias y, en general, el patrimonio de sus habitantes, quiero expresar que:

En mi calidad de regidor con licencia, y candidato a la presidencia municipal de Tlaquepaque:

  1. Hago extensiva mi solidaridad con la ciudadanía afectada, a quienes ofrezco mi apoyo, y con quienes me acercaré para gestionar, en la medida de mis posibilidades, apoyo y orientación en estos momentos difíciles.
  2. Mi reconocimiento al Ejército Mexicano y los cuerpos de rescate, que han realizado una labor de alto sentido humanitario, en busca de proteger a las personas afectadas.
  3. Condeno la actitud oportunista de quienes quieren aprovechar la tragedia para lucrar políticamente, como lo hizo la María Elena Limón, quien ha mostrado una profunda insensibilidad ante las afectaciones y las ha aprovechado para figurar, incluso por encima de las autoridades correspondientes.

Además, ella es la principal responsable de la tragedia, luego de dar vida a seis años de gobierno inoperante y que hoy, tras su negligencia, afecta a miles de ciudadanos en su patrimonio, seguridad e integridad.

Las afectaciones hidráulicas no se resolverán tomándose fotos con las personas en desgracia para compartir en redes sociales, el pueblo se merece soluciones y que los responsables de sus afectaciones sean castigados.