Redacción

Argumentando que fueron «chamaqueados» por el ayuntamiento zapopano, decenas de vecinos de la cabecera municipal salieron a las calles aledañas a la presidencia, con pancartas y lonas alusivas al engaño de que se dicen víctima de los parquímetros.

Con leyendas como, «Ciudadano callado, será inmovilizado» y «Di no a los parquímetros», los vecinos recorrieron por el centro de Zapopan en una caminata, desde la calle de 16 de septiembre y por Eva Briseño contigua a Pino Suárez llegando al mercado municipal, por la inconformidad que tienen con los parquímetros electrónicos, ya que llegaron con engaños por parte del ayuntamiento para que firmaran de acuerdo, enojados e inconformes con el ayuntamiento Zapopano y que ahora repercuten entre los habitantes, comerciantes y visitantes.

Los parquímetros denominados tótems se encuentran ubicados y funcionando en calles como Javier Mina, Mixtón, 5 de Mayo, Eva Briseño, Sofía Camarena, Juan Manuel, José María Morelos, Cuitláhuac, Anáhuac, Panteón y la Avenida Américas. A un mes de que fueron implementados los aparatos electrónicos, propietarios de diversos giros comerciales aseguran que sus ventas han disminuido hasta en un 50 por ciento.

Luego de haberse manifestado y externado su inconformidad, los vecinos buscaron respuesta por parte del cuerpo edilicio municipal; a lo que minutos más tarde, la titular de la Coordinación General de Gestión Integral de la ciudad, Patricia Fregoso, en compañía del director de Movilidad en la ex Villa Maicera, Jesús Carlos Soto Morfín y dos regidoras más, quienes acordaron que a la brevedad será instalada una mesa de dialogo, a fin de encontrar una solución a la problemática derivada de algunas decisiones minimizadas.

Entre otras, las secuelas de afectación generadas por la línea 3, insuficiencia de vigilancia por los índices de inseguridad y la implementación de un sistema de estacionamiento público virtual «aquí hay lugar», altamente recaudatorio e inaceptado por lo