El Partido Revolucionario Institucional es la suma de muchos factores, de muchas causas y de su gente.

En los resultados del pasado proceso electoral, el PRI no es el causante, es la víctima de acciones desafortunadas que dañaron su imagen, pues su fama y suerte dependen muchas veces de la toma decisiones internas, de cómo se acomodan las fuerzas, la selección de candidatos, el trabajo de las autoridades y la responsabilidad con el que lo hagan y todo esto no son un referente para justificarnos, sino para corregir el rumbo.

Por eso ahora que nos preparamos para una nueva etapa en la dirigencia, tenemos que tomar las mejores decisiones, tenemos que buscar los mejores perfiles para el trabajo de calle, gente joven, rostros nuevos, caras de las que nadie se avergüence y que den confianza a la gente para garantizar en el futuro, Buenos resultados electorales.

En este tiempo por venir, el partido debe entrar en una etapa de reoganización, renovación y fortalecimiento, debemos hacer las cosas diferentes porque de lo contrario, perderemos el futuro y francamente ya no es nuestro, es el de los jóvenes que ahora nos acompañan, quienes luchan por abrirse espacios y quieren no ser sólo una organización más dentro del partido, sino actores del cambio.

El futuro es complejo pero en el PRI tenemos mucho talento y experiencia que deberemos combinar en busca de fórmulas ganadoras de frente a un panorama muy complicado, porque tenemos dos partidos en el gobierno (federal y estatal) cuyos principales cuadros fueron priistas, migraron de nuestro instituto y en el fondo, su filosofía no es diferente a la nuestra y eso complica mucho el escenario, si consideramos que aún veremos muchos priistas cambiar de bando.

Pero nosotros daremos la lucha. Quienes quedemos en el PRI lo haremos por convicción y no por conveniencia, aún cuando la dirigencia de nuestro partido, en las peores circunstancias, es un factor de fuerza muy importante que si encausamos bien, dejará grandes beneficios a Jalisco.

Ahora, trabajaremos como una oposición responsable pero sin solapar a nadie y frente a los temores de perdones anticipados a quienes pudieran incurrir en conductas irregulares, les decimos que nosotros no tenemos cómplices, sólo estamos a favor de la aplicación estricta de la ley y las consecuencias de ello.

Ramiro Hernández García

Candidato a Presidente del PRI Jalisco

@ramirohdezg