Jalisco y la Refundación

0
53
Por Ricardo Sánchez
En estos últimos días, el Gobernador de Jalisco Enrique Alfaro Ramirez, propuso la convocatoria de un Congreso Constituyente que redacte una nueva Constitución para el Estado. Argumentando que la que hoy nos rige tiene más de 100 años.
Este argumento no me parece suficiente, pues la Constitución Norteamericana tiene más de 200 años con muy pocas enmiendas, con la diferencia que ellos la respetan y en Jalisco muchos de sus artículos son letra muerta.
Según nuestro Gobernador, será esta nueva Constitución la base de lo que prometió en campaña, su famosa “Refundación” algo que no está claro, pues no informa en qué afecta el actual marco jurídico a su mencionado proyecto.
Con sus acciones deja más dudas que certezas, pues con un Congreso a modo en el que tiene mayoría su partido, 2 Senadores y aliados como los del PRD, se corre el riesgo de que la Constitución se redacte quitando el equilibrio de poderes y el Ejecutivo sea preponderante.
Todos hemos visto que los legisladores de su partido son simples representantes de su voluntad, no olvidemos cuando declaró que con una llamada a Pedro Kumamoto y al ex Gobernador Aristóteles Sandoval, había destrabado la iniciativa de Ley “sin votos no hay dinero”, o recientemente cuando su bancada que preside el Congreso, faltando a los acuerdos y violando los procedimientos, adelanto la votación para desaparecer el Instituto de la Mujer ignorando las protestas de activistas y la sociedad que se oponía a esta decisión. Por lo que sus legisladores no dan certeza de representar a los ciudadanos.
Al igual de acuerdo a su visión, tendríamos una Constitución con una prensa censurada, pues es claro su desagrado con los medios de comunicación que no publican lo que él quisiera, por lo que los ha llamado “basura, mentirosos e insultado diciendo que él no responde estupideces”, lo que pondría en riesgo la libertad de expresión a los que no piensan como él.
Por estas razones y algunas más consideró no ser necesario una nueva Constitución, lo que si se requiere es el respeto a la Ley, por parte de gobernantes y gobernados, en especial los primeros, que siempre buscan trascender modificando artículos o reglamentos, con lo que existe una sobre regulación de la vida cotidiana en Jalisco.
Estas cosas me recuerdan la frase “ La corrupción de los pueblos se mide por su número de leyes”.
Espero sus comentario, Gracias.