RE – EVOLUCIÓN AUTOCOMPOSICIÓN Y CRIMEN ORGANIZADO

0
521

 

FRANCISCO JIMÉNEZ REYNOSO

Dos grandes monstruos amenazan la tranquilidad en México, la corrupción y la impunidad…

Y en mi opinión, estamos lejos de hacer un verdadero combate al respecto para vivir en paz.

Básicamente tenemos dos sistemas jurídicos: el autocompositivo y el heterocompositivo.

El sistema autocompositivo, es aquel en que las mismas partes intervienen para resolver sus conflictos, pudiendo arreglar sus diferencias por medio de la negociación, mediación o conciliación. Por otra parte el sistema heterocompositivo, es aquel en que las partes inmersas en un conflicto, acuden en busca de un tercero, que regularmente es un juez, para que este resuelva su conflicto por medio de una sentencia, que podemos determinar que es una resolución judicial, que pone fin a un juicio. En este sistema, regularmente no hay confianza entre las partes, ya que el ganador pedía más y no se diga para el perdedor.

Un ejemplo claro de la autocomposición en el mundo criminal, es el caso del “levantón” de los hijos del Chapo Guzmán, en el que la autoridad sólo fue un espectador en todo momento, desde el inicio hasta el final del conflicto entre los grupos criminales.

Ya que si recordamos, un grupo de personas ingresa al restaurante la leche fuertemente armados, sometiendo a los comensales, en los que se encontraban los hijos del Chapo Guzmán; impunemente salen del lugar y permanecen desaparecidos por algunos días los seis levantados. En una entrevista que hicieron al que suscribe esta columna, a pregunta expresa que me hizo un periodista: de que iba pasar con ellos, si los iban a matar o que se esperaba con este acontecimiento. Yo le respondí, que consideraba que de ninguna manera esto podía suceder, ya que muertos no tendrían los levantados ningún valor y, vivos su valor se elevaba a una gran fortuna, tal como aparentemente sucedió.

En realidad, en términos generales, desconocemos los acuerdos a los que llegaron dichas bandas. Pero sin duda alguna, si encontraron acuerdos.

Ya que a los días, nos percatamos que estos personajes que habían sido levantados, se encontraban felices y contentos en casa, con su mamá después de haber negociado con el grupo criminal que anteriormente los había levantado.

A esto estimado lector (ra), es lo que podríamos denominar como la autocomposición criminal en México, en donde reina la impunidad y la autoridad ha pasado a ser un simple espectador de lo que hacen los grupos criminales en México.

Por lo anterior, es que nos damos cuenta de que hay momentos que en México se recrudece la violencia, y esto se debe, regularmente en que se están violando los acuerdos pactados entre los grupos criminales.

La calma pues regresa, cuando nuevamente, estos grupos, vuelven a renegociar sus intereses.

Lo peor, es que hay ocasiones la autoridad se cuelga la medalla del retorno de una relativa paz, en la que no tuvo nada que ver. Si no que todo tiene que ver con la autocomposición criminal en México.

Es menester revolucionar nuestro sistema relacionado con la seguridad en México, y Jalisco no es la excepción. Ya que uno de los países que más inversiones tiene en México como Holanda, ha manifestado que el crimen organizado en México, es su propio gobierno…

 

Dr. en Derecho. jimenezabogado@gmail.com