RE-EVOLUCIÓN Democratización en el campo y transparencia

0
135

 

Francisco Jiménez Reynoso


Síntesis de mi ponencia en el primer foro nacional de Transparencia en el campo, el pasado 15 de octubre.

La historia en el tema del campo, me lleva a diversos pasajes históricos de México en el que destaco la personalidad de Emiliano Zapata, Revolucionario mexicano. En el complejo desarrollo de la Revolución mexicana de 1910, de los llamados líderes agraristas que recogieron las justas aspiraciones de las clases rurales más humildes, que se habían visto abocadas a la miseria por una arbitraria política agraria que los desposeía de sus tierras. De todos ellos, Emiliano Zapata sigue siendo el más reconocido…

Hablar de democratización en el campo en esta era, es hablar de competitividad, justo es que aquel sector Campesino que se organiza que trabaja y que produce adecuadamente se le apoye en la misma medida en que de resultados, con los recursos de cualquier clase que les sean confiados, si el lema fue en su momento: “la tierra es de quien la trabaja”, hoy, en siglo XXI podemos decir: “la tierra es y seguirá siendo de quien la trabaja y compite con una democratización sana y armónica para México y los mexicanos”.

Por ello debemos dejar atrás la indiferencia hacia nuestros hermanos que viven en él y para el campo, debemos de tomar conciencia que en el mismo es donde se pueden producir alimentos de calidad, mismos que ingerirán nuestros hijos y con ello crecerán sanos, fuertes y con la esperanza de crear un México mejor.

Miles de familias en México viven en el campo, viven del campo y dan la vida en el campo, justo es que veamos por nuestros hermanos en una sociedad que se ha vuelto egocéntrica y ha perdido en términos generales la fraternidad que un tiempo nos caracterizó.

El tema del campo es de todos, debemos estar al pendiente de la producción agrícola, ganadera, entre otras, procurando siempre sea armónica con el medio ambiente, siempre cuidando y protegiendo la flora y  fauna así como el ecosistema en su conjunto, ya que es el futuro que podremos heredar a México, para que vivan con calidad las generaciones venideras.

Sabedores somos de que básicamente tenemos dos sistemas agrícolas. En un país de aproximadamente 120 millones de habitantes como lo es México, necesario es que convivan ambos la agricultura (tradicional) artesanal, así como la industrial.

La industrial, como sabemos deja la huella de un impacto ecológico. La artesanal ninguno. Sin embargo, es necesario alimentar a esta gran mancha poblacional, por lo anterior es necesario armonizar ambos tipos de producción en México buscando siempre un equilibrio ecológico y social al respecto.

México ya no necesita gobiernos paternalistas con la democratización en México del campo no solamente que es dar. Debemos cambiar esta palabra por apoyo y este debe sostenerse e incrementarse en la medida de los resultados que brinden los productores en el campo.

De esta manera es como nosotros, quienes vivimos en las grandes manchas sociales, resultamos beneficiados directos de los productos que se realizan en el campo, queremos apoyar armónica y responsablemente a quien con su trabajo esfuerzo y tesón diario trabaja en beneficio de la alimentación de sus hermanos. Pero habrá que cuestionarnos si somos recíprocos con los trabajadores del campo.

jimenezabogado@gmail.com