RE-EVOLUCION El mobbing y sus consecuencias

0
174

Francisco Jiménez Reynoso

El acoso laboral, conocido como mobbing, es aquel que se perpetra contra alguien y esta persona sufre al ser atacada con razón o sin razón por alguno o algunos de sus compañeros de trabajo, descalificando sus capacidades, compromiso laboral u honestidad por citar algunos ejemplos.

Este fenómeno comienza cuando la persona es criticada por la forma de realizar su trabajo. Al principio, las personas acosadas no quieren sentirse ofendidas y no se toman en serio las indirectas o vejaciones. No obstante, la situación resulta extraña para la víctima porque no entiende lo que está pasando y tiene dificultad para organizar conceptualmente su defensa.

El mobbing puede definirse de la siguiente manera: Es una situación que surge en una empresa, cuando grupos o personas aplican algún tipo de acoso sobre otra. En él se inhabilita la cualidad del trabajo en equipo. Existen intereses personales por encima del bien común. Hay manipulación para desacreditar a una persona.

El término mobbing se considera como una forma característica del estrés laboral y se define como una situación en la que una persona o grupo de personas ejercen una presión psicológica extrema, de forma sistemática, dicho en otras palabras, debe aplicarse al menos una vez por semana durante un tiempo prolongado esto es, por más de seis meses sobre otra persona en el lugar de trabajo. También se conoce con los nombres de hostigamiento o psicoterror.

Las hipótesis apuntan a motivos varios pero, básicamente, están ligadas a dos aspectos: la organización del trabajo que es deficiente, con ausencia de interés de los superiores, carga alta o mal distribuida de trabajo, flujos pobres de información, líderes espontáneos no profesionales, por mencionar algunos supuestos, y la gestión de los conflictos por parte de los superiores la negación del conflicto o la implicación activa en el mismo.

La expresión de situaciones de hostigamiento se manifiesta de muy diversas maneras y a través de muy diversas actitudes y comportamientos.

Podríamos clasificar diversas fases en el acoso laboral 1. Problemas de organización del trabajo o problema interpersonal no resuelto y convertido en crónico. 2. La estigmatización, con la adopción por una de las partes en conflicto del comportamiento hostigador individual o en grupo; fase prolongada por actitudes de negación de la realidad por el trabajador, los implicados e incluso por la dirección, que llega a durar en general algo más de un año. 3. Medidas de la empresa desde algún escalón jerárquico superior para la resolución del conflicto: a) resolución positiva del conflicto a través del cambio de puesto, fomento del diálogo o b) resolución tendente a desembarazarse del supuesto origen del conflicto a través de una mayor culpabilización y sufrimiento del afectado (medidor más frecuente). 4. En el caso b) citado, se aplican medidas que van desde las bajas médicas sucesivas, hasta el despido del trabajador o la pensión por invalidez permanente, debida a las consecuencias físicas, psíquicas y sociales que para el afectado tiene este fenómeno de psicoterror, con sus consecuentes cargas sociales y económicas. Para el trabajador afectado: consecuencias psíquicas, físicas y sociales.

Para la organización del trabajo: disminución del rendimiento, problemas de comunicación, absentismo, peor clima social, posibilidad de aumento de la accidentalidad.

Para el núcleo familiar y social: presencia de persona desmotivada y, posiblemente, con algún trastorno psiquiátrico.

El acoso laboral es una realidad en Jalisco, y en mi opinión es menester legislar para erradicar este tipo de conductas que tanto dañan a miles de personas silencionsamente, y con ello el entorno social en el que se practica.

jimenezabogado@gmail.com