RE-EVOLUCIÓN ¿LA CONSTITUCIÓN HA MUERTO?

0
359

FRANCISCO JIMÉNEZ REYNOSO

5 de febrero, día de la Constitución de México…

 

El 5 de febrero es una de las fechas más importantes para los mexicanos, ya que fue promulgada la Constitución con el nombre de Constitución política de los Estados Unidos Mexicanos, que sustituyo  a la 1857.

La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos es la Ley Suprema en nuestro país y en teoría, todo mexicano debería conocerla, ya que ahí están plasmados sus derechos y obligaciones.

En este documento se sientan las bases de la relación político y legal para la organización y relación del gobierno federal con los Estados de México, los ciudadanos y todas las personas que viven o transitan nuestro país.

La  Constitución vigente, es una aportación de la tradición jurídica mexicana al constitucionalismo universal, ya que fue la primera constitución de la historia en incluir muchos derechos sociales. Y era, por mucho, adelantada a todas las de esa época en el contexto mundial.

La Constitución Mexicana está dividida en 9 Títulos, que contienen 136 Artículos.

Podemos destacar como una reforma importante respecto a la constitución de 1857, la eliminación del concepto de reelección del Presidente de la República y del cargo de vicepresidente.

Apuntes históricos interesantes: El 7 de agosto de 1900, Ricardo Flores Magón y su hermano, fundaron el periódico jurídico Regeneración, desde el cual criticaban la corrupción del sistema judicial del porfiriato del régimen del general Porfirio Díaz, lo que los llevó a la cárcel. (aparentemente no han cambiado mucho las cosas, en no pocas ocasiones, cuando uno toca intereses políticos o empresariales, no se hace esperar la represión).

En 1902, los Flores Magón y un grupo de liberales arrendaron el periódico El hijo de El Ahuizote. En 1903, en el 46 aniversario de la Constitución de 1857, el personal del periódico realizó una protesta con el lema “La Constitución ha muerto”.

Ese mismo día, Flores Magón publicó en el mismo periodo una nota “todo aquel que esté libre de pecado que arroje la primera piedra acerca de la Constitución” y parte del texto decía: “Cuando ha llegado un 5 de febrero más y… la justicia ha sido arrojada de su templo por infames mercaderes y sobre la tumba de la Constitución se alza con cinismo, una teocracia inaudita ¿para qué recibir esa fecha, digna de mejor pueblo, con hipócritas muestras de alegría? ¡La Constitución ha muerto! y al enlutarnos hoy con esa frase fatídica, protestamos solemnemente contra los asesinos de ella, que con escarnio sangriento al pueblo que han vejado, celebren este día con muestras de regocijo y satisfacción”.

Sabemos que nuestro país atraviesa por una situación difícil, por ello, vale la pena preguntarnos ¿nuestra constitución ha muerto? ¿Es necesario un nuevo orden que lleve de la mano un replanteamiento constitucional en México? O será el cambio generacional, lo que nos lleve a tener en el futuro: un México mejor.

 

jimenezabogado@gmail.com