FRANCISCO JIMÉNEZ REYNOSO

La inseguridad y la violencia en Jalisco lamentablemente siguen a la alza en nuestra entidad…

En razón a lo anterior es que en estas líneas plasmaremos lo que considero son los retos más importantes para la presente administración en materia de seguridad en este año 2021.

  1. Fosas clandestinas: Jalisco ocupa el nada honroso primer lugar en hallazgos de fosas clandestinas. Lo que nos habla de una lucha fratricida sin precedente en nuestra entidad. La autoridad hasta el momento solamente se limita a informar, a manera de reporteros de los hallazgos de las mismas, sin investigaciones serias ni resultados concretos sobre los ejecutores de estos delitos.
  2. Hallazgo de personas o partes de ellas en las fosas clandestinas: de acuerdo con el reporte de la Comisión Nacional de Búsqueda de la Secretaría de Gobernación mexicana el estado de Jalisco ocupa el primer lugar nacional en el número de cuerpos exhumados de fosas clandestinas con 897 víctimas extraídas entre 2006 y septiembre de 2020. En Jalisco se encuentran las dos fosas más grandes del país (y probablemente en el mundo) halladas en este sexenio. Los dos sitios con el mayor número de cuerpos exhumados en México son: el Mirador en Tlajomulco de Zúñiga y el Fraccionamiento los Sabinos en el Salto con 171 y 115 cadáveres respectivamente.
  3. Desaparecidos: en los dos últimos años, Jalisco se convirtió en la entidad federativa con mayor número de personas desaparecidas, al registrar 3 mil 568 denuncias; así se dio a conocer en la actualización del Informe de Búsqueda e Identificación de Personas Desaparecidas realizado por la Secretaría de Gobernación (SEGOB) y la Comisión Nacional de Búsqueda (CNB), el cual se presentó en Palacio Nacional, el 7 de octubre.
  4. El C 5: este sistema de video vigilancia sigue sin funcionar adecuadamente, lo cual no ayuda en lo más mínimo a prevenir la comisión de delitos, ni siquiera a esclarecer los delitos consumados que se cometen todos los días en la vía pública. Hasta los policías son víctimas de la inoperancia irresponsable (al menos de este sistema en nuestra entidad). La pregunta es ¿hasta cuándo funcionara en condiciones optimas el C5? Por qué de que se puede se puede, así nos lo hace ver quienes se dedican a sangrar al ciudadano con las fotomultas, que con una nitidez impresionante toman fotos a diestra y siniestra.
  5. Sistema penitenciario: otro de los grandes pendientes en Jalisco es el de los centros de reinserción en Jalisco, mismos que por múltiples escándalos de plano las autoridades federales decidieron cerrar las puertas de lo que se conoció como “puerta grande”.
  6. Articulación y coordinación entre Autoridades Federales, Estatales y Municipales: hasta el momento seguimos viendo patrullar a la Guardia Nacional en las calles de nuestra entidad. Lo mismo hacen por su cuenta las policías estatales y municipales, esperemos que en este 2021 finalmente se coordinen y articulen en beneficio de los habitantes de Jalisco, quienes vivimos una ola de violencia e inseguridad sin precedentes.
  1. Sistema de Justicia penal: en mi opinión, la piedra angular de la impunidad es la pésima administración y procuración de justicia que tenemos en Jalisco. Pues parece ser que les ha quedado muy grande la responsabilidad a los “recomendados” de políticos y “funcionarios judiciales” para administrar justicia de forma: imparcial, profesional, objetiva y apegada a derecho. Lo cual se está generando un gran caos social, pues el delincuente trae toda la ventaja frente a la víctima, quien es revictimizada sistemáticamente.
  2. Cifra negra: en virtud de la impunidad galopante que tenemos en nuestra entidad, es que las víctimas de la comisión de algún delito prefiere no denunciar, pues sabe que no va a pasar nada, que va a perder su tiempo o puede ser víctima de alguna represalia. Por ello es que la autoridad saca sus cifrar alegres, diciendo que los delitos “van a la baja”, cuando ni la clase política se salva de la inseguridad y violencia en nuestras calles.
  1. Magnicidios: los magnicidios se están replicando con mayor frecuencia. En los últimos años, la pasada administración a sus primeros días de asumir su responsabilidad, fue espectadora del homicidio de un funcionario de primer nivel: Gallegos. Secretario de Turismo. El Congreso de Jalisco se enluto con el asesinato de Saúl Galindo, quien era diputado en funciones. Un diputado Federal fue levantado frente a la glorieta del Charro, quien posteriormente fue ultimado y localizado en el estado de Zacatecas. Y otros ataques directos que han cobrado la vida de decenas de servidores públicos entre: presidentes municipales, regidores, policías…

– Doctor en Derecho. Integrante de Observatorio de Seguridad y Justicia. Benemérita Universidad de Guadalajara “Piensa y Trabaja”.