RE-EVOLUCIÓN Presidentes Municipales

0
153

Francisco Jiménez Reynoso

El sistema político en nuestro país ya dio lo que tenía que dar… Es menester un replanteamiento de fondo.

Tenemos ejemplos concretos de varios alcaldes en el que evidentemente carecen de cultura cívica y compromiso por respetar a los ciudadanos, mismos que pagan su salario.

Recientemente, los mexicanos hemos sido testigos de escándalos protagonizados por los presidentes municipales de San Blas, Nayarit y Saltillo, Coahuila, y siguiendo el ejemplo de las “fiestas” multitudinarias Puerto Vallarta, Jalisco.

Estos ejemplos son la clara muestra de que el sistema político es inoperante para la dinámica social en la que vivimos los mexicanos.

En mi opinión, estos acontecimientos no solo deben quedar en el escandalo, sino que debería imperar el estado de Derecho, sancionando a los malos servidores públicos.

No solo estamos hablando de actos inmorales, sino que en algunos casos hay una evidente corrupción. Lamentablemente, se están convirtiendo en un común denominador, los excesos y abusos por parte de algunos “servidores públicos” que aparentemente no hay quien ponga un alto. En el caso del Primer Edil de Saltillo Coahuila, este convirtió la explanada de la Presidencia Municipal en un patio de fiestas, en horario laboral.

Lamentablemente, el fuero es mal utilizado. Se ha olvidado la esencia de su creación. Esta figura jurídica, sirvió en su momento para evitar que los legisladores y servidores públicos, fueran encarcelados por expresar sus ideas.

Hoy por hoy, ya no aplica… es menester generar las reformas correspondientes, con la finalidad de evitar la impunidad en la que no pocos “servidores públicos” incurren en conductas inmorales o hasta delictivas.

Durante la celebración de su cumpleaños 59, el Presidente municipal utilizó personal de la Policía Preventiva para vigilar su festejo. Además, los centros comunitarios cerraron sus puertas como en día inhábil para que su personal acudiera al festejo. Empleados y directivos de las áreas de Desarrollo Social, Tesorería, Salud Pública y el DIF Saltillo también dejaron sus puestos para acudir al festejo del Edil. La banda “La Machaca” se encargó de amenizar la fiesta. Se repartieron tres pasteles gigantes y refrescos para todos los asistentes. El Alcalde dijo primero no estar enterado de su festejo. Pero al llegar a la Presidencia Municipal, de acuerdo con el periódico Zócalo, acudió directamente a la explanada en lugar de llegar a sus oficinas, para dar un mensaje a quienes asistieron al festejo.

Otro caso es el de Hilario ‘Layín’ Ramírez Villanueva, Alcalde de San Blas, Nayarit, quien ha sido ampliamente criticado ya que el domingo pasado, durante un largo festejo, bailó con distintas mujeres que se encontraban presentes pero a una de ellas le levantó el vestido delante de una multitud; y no fue una, sino tres veces, a pesar de que desde la primera vez la mujer se bajó la prenda en señal de rechazo a la actitud del funcionario. Ramírez Villanueva festejó su cumpleaños con una celebración valuada en unos 15 millones de pesos. Se trata del mismo político “ciudadano” que aceptó el pasado mes de junio, cuando aún no era reelecto, que robó dinero de las arcas municipales durante su mandato. “¡Que le robé a la Presidencia! ¡Sí le robé, sí le robé, sí le robé! Pero poquito porque está bien pobre. No’más una rasuradita, una rasuradita”, dijo.

Pese a estas declaraciones, el pasado 7 de julio fue electo nuevamente para el cargo.

El polémico Alcalde se festejó su cumpleaños 44 en su rancho del poblado de Huaristemba. Dispuso 50 mil cartones de cerveza cuyo costo se estima en al menos 13 millones de pesos y 50 reses para birria, equivalentes a 600 mil pesos. Por concepto de meseros y mobiliario 250 mil pesos y 1.2 millones de pesos para que la Banda El Recodo amenizara el evento.

Por lo anterior, es menester una replanteamiento de fondo en el sistema político mexicano.

jimenezabogado@gmail.com