Re Evolución Tierra Prometida

0
34

FRANCISCO JIMÉNEZ REYNOSO

Todos al Norte…

Pareciera ser que gran parte de nuestros hermanos centroamericanos han tomado la seria decisión de abandonar sus países para emigrar en busca de la tierra prometida.

Por otro lado, vemos como el gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica sigue sellando y blindando su frontera hacía el sur, colindando con México.

Éxodo es el segundo libro de la Biblia. Se trata de un texto tradicional que narra la esclavitud de los hebreos en el antiguo Egipto y su liberación a través de Moisés, quien los condujo hacia la Tierra prometida.

En el judaísmo, el libro del Éxodo forma parte del canon, encontrándose contenido en la Torá y formando uno de los cinco libros del Pentateuco, que forman la primera parte de la Biblia hebrea.​ En el cristianismo, el libro del Éxodo también forma parte del canon y se encuentra en el Antiguo Testamento.

Éxodo proviene del latín exodus, y del griego éxodos, que significa salida.

En tiempos contemporáneos, la palabra éxodo significa lo siguiente: Marcha de un pueblo o de un grupo de gente del lugar en que estaban, para buscar otro lugar en que establecerse.

Antes se buscaba la tierra prometida… Hoy se busca el sueño americano.

Mismo que ha sido combatido ferozmente por el presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, Donald Trump. Quien enarbolo en su campaña combatir la migración hacia su país.

En mi opinión, el problema del éxodo que estamos siendo testigos a nivel mundial, no ha sido tomado con seriedad por nuestras autoridades mexicanas. Ya que muy probablemente los más de 7 mil migrantes no pasaran la frontera de los Estados Unidos de Norteamerica, y si se quedaran en México, tema que recaerá en la próxima administración de gobierno.

La situación en México es delicada. Los cárteles de la delincuencia organizada se han venido reforzando y están reclutando a cuanto ser humano sea posible para seguir “combatiendo” a las autoridades formales. Mismas que sin duda alguna se han beneficiado económicamente de las actividades ilícitas de lo que ellas mismas llaman: delincuencia organizada.

Los centroamericanos, argumentan que huyen de sus tierras por los siguientes motivos: falta de oportunidades de desarrollo, inseguridad, violencia, corrupción, por mencionar algunos males que aquejan a sus pueblos.

Como todo problema social, varias causas y de diversa naturaleza han llevado los centroamericanos a buscar refugio en Estados Unidos: violencia e inseguridad, el Salvador y Honduras son de los países con más muertes violentas sin estar en guerra. En un ranking de los países con más de 20 muertos por cada 100 mil habitantes en 2016, El Salvador ocupaba el segundo lugar, seguido de Siria, y Honduras el cuarto, después de Venezuela. Corrupción e impunidad: la inseguridad va de la mano de las complicidades entre la clase política centroamericana con grupos criminales y cárteles incluidos. Violencia doméstica: las Naciones Unidas han documentado cómo las mujeres centroamericanas se ven forzadas a huir de sus países por la falta de protección ante casos de abusos domésticos. La coyuntura económica: La falta de oportunidades económicas para los adultos en estos países hace que tengan que partir a buscarse la vida en entornos más prósperos.

jimenezabogado@gmail.com