RE-EVOLUCIÓN Tribunal Constitucional para Jalisco: Reflexiones

0
177

Francisco Jiménez Reynoso

La idea de crear un Tribunal Constitucional para nuestro estado, Jalisco, tiene soporte de diversas experiencias, necesidades políticas, económica y sociales de cada entidad federativa.

La intención de crear un Tribunal Constitucional, en Jalisco conlleva garantizar la actuación de las autoridades frente al ciudadano. En relación a sus derechos que tienen su fundamento en la Constitución Jalisciense. Y ese, en mi opinión, es el primer reto. La difusión en nuestra sociedad del contenido de nuestra Máxima Ley Estatal. Ya que si hacemos un sondeo, nos daremos cuenta de que el ciudadano común no conoce en términos generales el contenido de nuestra Constitución Federal, mucho menos conoce el contenido de nuestra Constitución Estatal.

En una charla breve pero sustanciosa con el Magistrado Carlos Herrera Palacios, de quien aprecio una joven pero sincera amistad. Reconozco que me ha logrado inquietar y convencer de la necesidad de crear un Tribunal Constitucional para Jalisco, quien afirma lo siguiente: “Nuestra Sociedad tiene una verdadera necesidad de constituir un órgano autónomo e independiente que tenga un verdadero control constitucional en el Estado de Jalisco y defienda con justicia y aplicando el derecho, los principios y derechos consagrados en nuestro máximo ordenamiento jurídico”.

Sabemos que en no pocos casos diversas autoridades incluso jurisdiccionales, llegan a doblegarse ante poderes económicos, políticos o fácticos, que juegan un rol en nuestra sociedad. Por lo anterior, resulta importante crear un órgano que garantice que no se violen derechos humanos de primera, segunda o tercera generación perjudicando a nuestra sociedad.

Un Tribunal Constitucional debe ser una herramienta para defender los derechos humanos plasmados en la Constitución de Jalisco, con la finalidad de que se respete la Supremacía de la Máxima Ley en nuestra entidad.

Un Tribunal constitucional, debe ser el vínculo entre ciudadanos con los poderes públicos. Independientemente de la justicia ya ordinaria en la que hoy predominan la Justicia Alternativa y los Juicios Orales, sistema que tardara algunos años en acoplarse por completo en nuestro estado.

Como sabemos, nuestra Constitución reconoce que somos un país pluri-cultural. Por ello, cada sociedad tiene sus características especificas, por ello, no se debe perder de vista  las condiciones políticas, económicas y culturales de cada entidad federativa.

En el campo del ejercicio jurídico, es común el abuso u omisión de los preceptos fundamentales plasmados en la Constitución estatal.

La gran preocupación de mi amigo: Magistrado Carlos Herrera Palacios, es la selección de los integrantes de esta gran institución jurisdiccional. Misma preocupación que comparto con él…

 

jimenezabogado@gmail.com