Autorizan diputados al Gobernador suscribirse al programa de mejoramiento de infraestructura educativa

0
130

Gabriela Godínez García

 

En una de las últimas sesiones de la 60 Legislatura del Congreso del Estado de Jalisco, aprobaron por mayoría de votos que el Gobernador del Estado Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, pueda suscribirse al programa de mejoramiento de infraestructura educativa.

En su intervención el diputado panista Guillermo Martínez Mora, señaló que su partido no podía dar su voto a favor si los recursos no se invierten en la educación de todos los jaliscienses, además dijo que no existía claridad sobre el pago de intereses, asimismo su compañero de partido Gildardo Guerrero, indicó que lo que se pretende era generar al Estado una nueva deuda, pero disfrazada y que al final no se tomarían los recursos para educación.

Por su parte Eduardo Fernández Pérez, diputado emecista mostrando color, señaló que veía transparencia en el proyecto, debido a que contemplan escuelas en situación precaria de Tlajomulco, municipio en el que gobierna su partido.

Enrique Velázquez González, coordinador de la Fracción del PRD,  resaltó que su fracción ha hecho hincapié en que los asuntos relativos a la educación, salud y seguridad sean aplicados con planes de trabajo y recursos a largo plazo. Reveló que el 20 por ciento de escuelas en Jalisco carece de butacas y pizarrones, lo que impide una enseñanza de calidad.

Asimismo el presidente de la Comisión de Hacienda Sergio Otal Lobo explicó que el recurso que hoy se avala beneficia al 96 por ciento de municipios del estado de manera integral, con claridad y transparencia; asimismo resolverá dificultades de las escuelas con mayor vulnerabilidad. Anunció que el gobierno federal y el estatal tienen un listado de escuelas,  y una vez firmado el acuerdo se confrontaran los dos listados y se buscará que los ayuntamientos o diputados planteen al Secretario de Educación las necesidades prioritarias.  Reiteró que no habrá pago de intereses, ni generara más gasto ni costo, es un 25% de un fondo que ya recibe el estado.