Victor Galindo VIGARO

Representantes de diversas corrientes Morenistas en Jalisco, se reunieron ante los medios de comunicación para fijar el cierre de filas ante la intención demostrada desde la dirigencia nacional de este partido; los participantes de esta rueda de prensa, aseguraron respaldar al partido y a su presidente Mario Delgado Carrillo, sin embargo, manifestaron su desacuerdo y rechazaron que en la vida política de Morena Jalisco se asignen (por dedazo) «enviados o delegados nacionales» para encabezar los trabajos en Jalisco y propusieron conformar un Comité Ejecutivo Estatal plural y unificado.

Llamó la atención la aparición de personajes presuntamente antagónicos, quienes en días pasados se descalificaban los unos a los otros, fumando la “pipa de la paz”, pero tratando de imponer sus ideas y llevar “agua a sus molinos”, así pues, el polémico Hugo Rodríguez, Alejandro de la Peña Castañeda, Sonia Gutiérrez de Movimiento Nacional por la Esperanza, Jaime Hernández del Ala Democrática de Jalisco, el diputado Arturo Lemus (cuyo trabajo legislativo no limita su activismo al interior de Morena y lo comparte en horarios de trabajo) y Juan Vázquez, manifestaron que se unirán todos los grupos al interior de Morena Jalisco para rechazar cualquier injerencia nacional.

De los comentarios vertidos por los morenistas, hubo uno que resaltó de los demás por señalar directamente a personajes indeseables y nocivos para el futuro de este partido político, el Senador Alejandro Peña, el delegado federal en Jalisco Armando Zazueta y el diputado federal Alberto Villa.

Ya en entrevista, Jaime Hernández Ortiz, señaló que vienen grandes retos, sumamente importantes que deberán ser resueltos por los morenistas jaliscienses, sin la intromisión centralista, que ha ahora ha tratado a las fuerzas de la base en las entidades federativas como niños dependientes y no como a políticos con trayectoria, “No es el problema exclusivo de Jalisco, es un problema nacional, lamentablemente el partido tiene un estatuto muy ambiguo, vertical y además excesivamente centralista, por lo tanto, no deja margen a los estados de tomar decisiones propias, eso significa que morena creó una estructura muy vertical, de arriba para debajo de tal manera que en morena nadie se mueve si no hay una decisión de arriba, pero no es un problema de Jalisco, es un problema nacional, lo mismo pasa en Querétaro o San Luis Potosí, lamentablemente”.

El lider de la corriente ideológica morenista denominada, Ala Democrática de Jalisco, dejó en claro que en la militancia, así como en los liderazgos de todas las corrientes representadas, existe un gran fanatismo por la imagen de Andrés Manuel López Obrador, casi tan grande como la ignorancia a temas políticos, “morena es un partido con escasa cultura política, tu vez liderazgos en la gente de morena y dices, híjole, que pobres, nunca han leído la Constitución, nunca han leído los estatutos, no saben cual es el programa del partido, no saben cual es el ideal ni la declaración de principios, pero son opinólogos y son personajes soberbios y a veces necios con sus compañeros, son intolerantes, excluyentes, este es el nivel político de mucha gente de morena y además le podemos añadir una especie de fanatismo partido pero te sale con que sabe los tres principios del partido, los llamados tres mandamientos, no mentir, no robar y no traicionar y con eso te matan todo, por eso uno de los retos mas importantes es elevar el nivel político del partido”.

Hernández Ortiz analizó la situación que en Jalisco, padece morena ante la participación de poderosos grupos fácticos, como lo es el grupo Universidad, “es un grupo muy elástico, que adopta la forma del recipiente que lo recibe y responde directamente a los intereses de ese personaje que todos sabemos pero es innombrable; son poderes fácticos que se acomodan para introducirse en todos los partidos políticos y allí están, ese es el riesgo que hay pero ningún grupo dura mil años, ha durado porque ha sido muy elástico. Pero en el momento que se vuelva rígido va a tronar”.

Analógicamente, describió el actuar del grupo Universidad, similar a un virus de la política, “hay que reconocer que es un sub grupo que llega y luego elimina al otro grupo, como si fuera un virus, acaba con ese cuerpo y busca otro, ese fue el caso del PRD, el PSUM, el PST, el PDM, el PRS, PT, el PRI, el PAN y el MC; Morena no está vacunado y han entrado por todos lados y allí están, va estar muy difícil sacarlos”.