Por: Víctor Galindo “Vigaro”

Al menos así lo dejó en claro el presidente del Comité Directivo Estatal en Jalisco del partido tricolor, (PRI) Ing. Ramiro Hernández García, luego de reconocer que de frente a la XXIII Asamblea Nacional de este órgano político a realizarse en diciembre próximo, los análisis en torno a las condiciones que han llevado a una inestabilidad partidista se debe replantear.

Las alianzas, los acuerdos, la rotación en la militancia, las traiciones y el regreso de los “hijos pródigos”, entre otros temas que deberán ser abordados ante el nuevo panorama social político que enfrenta el país.

La reforma energética, será otro aspecto primordial que se deberá considerar y con ello, el papel que han jugado diversos actores del pasado, quienes en su momento formaron parte de la estructura priista, que salieron de las filas para sumarse a otros intereses, “en la actual conformación de la cámara de diputados federal, al menos 300 legisladores son de origen priista aunque se encuentren en otros partidos”, acotó Hernández García.

Agregó el Ing., que de los datos obtenidos de los mismos padrones oficiales, al menos un millar de priistas se han ido del partido, en tanto que muchos jóvenes se han afiliado al PRI Jalisco.

“El PRI ha demostrado ser un partido de puertas abiertas, incluso para aquellos que se fueron y han decidido regresar a formar parte del PRI”, reconoció Ramiro Hernández.

Ante un panorama complejo, donde existen escenarios poco favorables, la presencia partidista en las diversas esferas, buscará consolidar el compromiso para con los mexicanos, tomar más en serio las medidas que deban corregirse y con ello formar parte del consenso entre las diferentes fuerzas políticas representadas en el Congreso de la Unión.

Reconoció el presidente del PRI Estatal, que en torno a los nuevos tiempos, resulta inconcebible que la aplicación de “criterios” desde los órganos de gobierno y sus instancias, pasen por alto lo establecido en la ley, no descartó que esto sea resultado de una considerable presencia de lagunas legales que son manipuladas a favor de quienes toman las decisiones políticas.

La revisión que esta fuerza tricolor hará en el cierre de este 2021, culminando con la XXIII Asamblea Nacional partidista, tendrá un ingrediente extra, con el que se definirá el papel del PRI no solamente en las estructuras más mínimas, en cada uno de los distritales y seccionales de los 125 municipios en Jalisco, sino en todos y cada uno de las entidades federativas, así como en las instituciones ejecutivas y legislativas, desde donde la toma de decisiones permitirán que sea la propia sociedad quienes califiquen el desempeño del PRI y den mayor confianza al partido.