Gabriela Godínez García

Lorenzo Córdova, presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), señaló no estar en contra de los ajustes al gasto, siempre  y cuando sean racionales y no pongan en riesgo las tareas sustantivas de los organismos electorales.

Refirió que semanas antes de la aprobación del presupuesto federal hubo un ajuste de 300 millones al presupuesto que se había solicitado, el cual fue consensuado y platicado al haber el próximo año cuatro procesos electorales locales y a partir de septiembre da inicio el proceso electoral federal del 2018, lo que implicará un ejercicio responsable.

Por lo que indicó que es la ruta que se debe de seguir en el ámbito local, por lo que los órganos locales deberán hacer un presupuesto razonable y justificable sin excesos, y a su vez demandan a los Congresos locales para que las adecuaciones presupuestales no pongan en riesgo la llegada de los procesos electorales, al considerar la elección del 2018 como la mas complicada de la historia, por lo que deberá de desarrollarse con mucha racionalidad e incluso austeridad presupuestal.