• Buscábamos un espacio donde los ciudadanos de verdad pudiéramos hacer política, en RSP se abrieron las puertas a quienes sí hemos trabajado de la mano de la gente.

Agricultor, abogado, servidor público, empresario, católico por formación y sobre todo por convicción, Leopoldo Leal León, mejor conocido como “Polo Leal”, enamorado de su tierra de origen, la “ex villa maicera”, -aunque con ascendencia también sonorense-. Asegura conocer totalmente el territorio zapopano, y en particular a todos los estratos de la población, por lo que se dice conocedor de las necesidades de la misma.

¿Conoces todo el municipio?

-A la perfección, desde la zona Sur, zona Cajetes, zona El Campanario, Santa Ana Tepetitlán, El Fortín, El Atizate, 12 de Diciembre, Lomas de la Primavera, Nextipac, Tabachines, Las Mesas, Villa de Guadalupe, por mencionar algunas. En Zapopan hay alrededor de 500 colonias regularizadas, aunque en total son más de 800, en donde habitamos aproximadamente 1 millón 400 mil personas, de las cuales 85% pertenecemos a la clase trabajadora.

Con esos antecedentes, señaló manifestarse como aspirante a la precandidatura de RSP por Zapopan, porque en ese Partido encontró un espacio donde valoran el trabajo de quienes han realizado trabajo de calle, quienes se han dedicado a buscar el voto para otros candidatos que en su momento han llegado al poder y no se les tomaba en cuenta en ese momento.

“Hoy en RSP están abriendo el espacio a esas personas que tienen un trabajo de calle, que conocen las necesidades de la gente, que no necesitan andar preguntando, porque ellos viven el día a día de la problemática social, y en RSP se encontró ese espacio”.

Polo Leal indicó que siempre ha vivido en el municipio, en el cual ha laborado en diversos cargos tales como el área de Turismo, la jefatura de aseo Público, la asesoría de regidores; mismos que le han brindado la oportunidad de conocer a fondo las necesidades de la localidad.

Agregó que el principal problema de la ex villa maicera, es el mismo que en todo el país, la seguridad, además de los servicios públicos que no corresponden a una metrópoli como la que debería de ser Zapopan que se encuentra entre los cinco municipios del país en cuanto a activación económica, sin embargo hay calles con tierra, zonas a oscuras, unidades deportivas en mal estado, servicios de salud y de agua potable pésimos.

Además señaló que aunque la administración zapopana cuenta con un área de Parques y Jardines, “sin embargo vemos que hay muchos árboles que cada temporal de lluvias causan un peligro para la sociedad, porque pueden caerse, donde año con daños materiales han sido muchos”.

En general, enfatiza que la actual administración municipal y cualquier otra en Jalisco y en general en nuestro país, debe ser cercana a la gente, ayudando en sus necesidades primarias, y les necesidades primarias son los servicios públicos.

“Hoy escuchamos que invitan a la gente a proyectos que mejorarán su vida, pero no vemos cómo van a mejorar su vida. Al final del día no sucede, la situación económica del zapopano es complicada, como la de muchos, por la situación del Covid-19; por lo menos se deben generar las condiciones para que haya facilidades para la creación y establecimiento de negocios y así se creen nuevos empleos, así como los espacios públicos a la gente para que puedan tener un espacio de esparcimiento”.

El dato. Polo Leal estudio Derecho, en la Universidad Marista Lasalle de Guadalajara y el bachillerato lo cursó en la Preparatoria Número 5, de la Universidad de Guadalajara.

Es una persona que creció en la colonia Las Águilas hace 44 años, apasionado del fútbol y que siempre le ha gustado ayudar a la gente, que desde los 14 años ha participado en grupos juveniles católicos, además de haber participado en la organización del Viacrucis de las Águilas.

Estudió derecho, su comida favorita son los mariscos.

Señaló que su interés por la política surgió al considerar que para poder cambiar las cosas y poder incidir en los temas que ayuden a la sociedad tienes que estar dentro, en los lugares donde se toman las decisiones, para tener una mejor sociedad y poderla apoyar.

Asimismo indicó que el haber estudiado derecho surgió porque su papá estudió derecho, sin embargo dejo trunca la carrera y al fallecer, su mamá se casa con un notario que le inculcó el conocer sobre temas relacionados con dicha carrera, además de que se dio cuenta que desde la misma podía ayudar a las clases más desprotegidas.

Agregó que le hubiera encantado ser futbolista y haber estudiado comunicación, inclusive estuvo en fuerzas básicas en una categoría piloto, a punto de ser futbolista profesional de primera división, sin embargo aclaró que le gustan todos los deportes ya que considera que al final del día lo que le gusta es el trabajo en equipo y que todos las personas que participan en los deportes son importantes para poder llegar al triunfo.

El trabajo en equipo es fundamental en cualquier ámbito, al requerir los mejores perfiles para cada una de las áreas, siempre que prevalezca la voluntad de las personas por ayudar a la sociedad y que el perfil este comprometido con apoyar a quienes más lo necesitan.

En su día a día le gusta ver televisión, principalmente películas históricas, leer cosas de historia, así como escuchar música de cualquier tipo, además de disfrutar pasar tiempo de calidad con sus amigos.

“Mi familia representa todo, el motor por el que estoy aquí, mi madre me enseñó desde pequeño a ayudarle a la gente, a ver siempre por los demás y hoy en día a los 44 años así lo veo y por lo tanto mi familia es todo, mi hija, mi esposa, el hijo de mi esposa, mi mamá, mis hermanas, mis tíos, mi abuela, es lo que me motiva todos los días a luchar por mis objetivos”.

Actualmente se dedica al cultivo de chile poblano y jalapeño en el municipio de Mascota, Jalisco, actividad que surgió de una oportunidad de empezar a sembrar y lo vio como un buen negocio, por lo que señala que en el municipio de Zapopan a pesar de que los desarrolladores han acaparado gran parte del territorio rural sigue siendo un lugar tradicional para desarrollar la agricultura, razón por la que es necesario impulsar a este sector.

Un hecho que marcó su vida fue en 1993, cuando considera que Dios le dio una nueva oportunidad de vivir, al haber participado en un viaje del templo en el que participaba en actividades pastorales, uno de sus mejores amigos falleció a su lado en un accidente y él estuvo a punto de fallecer, siendo una experiencia que lo marcó de por vida.

“Esa tragedia me enseñó que no se sabe en qué momento Dios nos manda a rendir cuentas, razón por la que se debe vivir día a día a tope, y buscar siempre ayudar a los demás, agradeciendo siempre a Dios cada minuto que nos da”.

Leal, agregó que si pudiera cambiar algo de su vida sería recuperar a sus seres queridos como su padre y su abuela, tenerlos a su lado; por otra parte en diez años se ve continuando con la actividad agrícola, retirado del tema político y muy feliz por haber cumplido sus metas.

Por último señaló que su meta en la vida sería trascender de manera que cuando lo vean en la calle lo vean con gusto, al saber que en algún momento los pudo ayudar en alguna necesidad y como profesionista le gustaría ser presidente municipal de Zapopan.