Por Mario Díaz (El Master).-

Después de la sorpresa que generó tanto en el personal de aseo del Congreso del Estado como de las personas adscritas a la oficina donde se cometió el latrocinio, viene una serie de reflexiones y preguntas.

Primera reflexión, pocos creían que fuera cierto, muchos dudaban de su existencia pero al parecer en el Congreso del Estado de Jalisco existe un espacio destinado a la coordinación de los diputados de MORENA, pareciera ser que no existe tal cosa en la práctica legislativa pero pues al menos la plaquita colocada fuera de dicha oficina así lo señala.

Otro punto de interés es enterarnos de que existe un diputado que responde al nombre de Bruno Blancas Mercado y quien a su decir es el coordinador de estos legisladores aunque pareciera que nadie le hace caso y que cada uno de los seis integrantes de esta fracción se siente el manda más.

Reflexión final, tal vez por primera vez de lo que llevan de diputados estarán en algunos medios de comunicación por un hecho que nada tiene que ver a su falta de preparación, a lo espantoso que leen o a las chamaqueadas que les hacen a cada rato sus otros compañeros legisladores.

Pero ¿qué se pudieron haber robado estos malandrines sin escrúpulos?

  1. a) La serie de exhortos que acostumbran cacarear ante el Pleno del Congreso y que solo funcionan como llamadas a misa y por ende perder tiempo con temas que solo interesan a muy pocos.
  2. b) Artículos importantes como clips, engrapadoras, plumas y marcatextos tan necesarios para acomodar los exhortos antes referidos.
  3. c) Se robaron el futuro legislativo de Jalisco, tal vez en algún expediente secreto la fracción de Morena tenía en sus manos una nueva constitución del Estado de Jalisco que elevaría esta entidad a niveles nunca antes vistos en materia de tejido social, educativo y desarrollo económico.
  4. d) Alguna taza del Peje anunciando su cuarta transformación.
  5. e) Azúcar para el café.

Lo que sea que se hayan llevado en el comunicado enviado por esta fracción señala pomposamente lo siguiente:

“El día de hoy fue violada la seguridad que debe prevalecer en el Palacio Legislativo, al haberse invadido violentamente la oficina que ocupa la coordinación del grupo parlamentario de Morena, quebrantando y transgrediendo la corporeidad de los bienes y confidencialidad de documentos”.

Lo que sea que haya sido Blancas Mercado instó o mejor dicho exhortó a sus compañeros de legislatura a trabajar para evitar «que pase otra vez y debemos tomar cartas en el asunto como Congreso del Estado», solo le faltó decir que los clips y engrapadoras son del pueblo de Jalisco.

Finalmente en el comunicado dicen:

“Exigimos que se llegue a fondo y se castigue a quien o quienes resulten responsables”.

Una última sorpresa la Fiscalía General del Estado envió a sus sabuesos a iniciar con su carpeta de investigación y no pasaron días para actuar, de esos misterios de la vida.

.@LegislativoJal,

.@Morena_Jalisco_