Víctor Hugo Prado Vázquez renuncia al cargo de presidente del PRD Jalisco

0
182

Redacción

Fotografía facebook

Víctor Hugo Prado Vázquez renuncia al cargo de presidente del Comité Ejecutivo Estatal del Partido de la Revolución Democrática en el Estado de Jalisco, que surte efectos a partir del 28 de febrero del año en curso.
En la misiva dirigida al Consejo Estatal Perredista, Prado Vázquez reitera la disposición para seguir trabajando en favor de la renovación del PRD, asumiendo que éste es una fuerza necesaria para la defensa y ampliación del régimen democrático en nuestro país. “Para ello el PRD debe apoderarse, en el actual contexto nacional,  de un rol como oposición responsable y constructiva, que escuche y atienda las demandas sensibles de la gente”.
El PRD –insistió- cuenta con una base sólida para impulsar la recuperación en Jalisco al contar con dos diputados locales y tres diputadas federales,  13 alcaldes, y poco más de 110 regidores en Jalisco, que pueden ser los cimientos de la reconstrucción del partido. Para ello habrá que seguir alentando la participación de cuadros políticos preparados, agrupando liderazgos regionales, municipales, y ampliando la base de participación de nuevos dirigentes.
El otrora presidente estatal, reconoció que el PRD hoy vive la más severa crisis desde su fundación hace 30 años, así lo reflejan los resultados electorales del mes de julio del año pasado, que se traduce en una menor presencia en gobiernos estatales, diputados federales, senadores y presidentes municipales. Sin embargo, sostuvo que el PRD es una fuerza ineludible para mantener y contribuir a la consolidación democrática, como contrapeso real al poder de un solo hombre y de la constitución de un régimen de partido hegemónico. “El partido debe seguir luchar para que se gobierne para todos los mexicanos y nos solo para su base electoral, pero también debe para impulsar cambios fundamentales en el país resultado de la discusión, el análisis y el acuerdo, esa es la tarea de la política, buscar el beneficio de las grandes mayorías”.
Externó que los retos para el partido son en principio articularse en luchas y demandas  de la población: que no haya desabasto de combustibles y promover la reducción de sus precios; impulsar el aumento de los salarios y el empleo; no dar marcha atrás en las conquistas logradas para las familias trabajadoras, como las estancias infantiles; no tolerar la corrupción e insistir en que las tareas de gobierno haya perfiles laborales y técnicos adecuados, dejando de lado el cumplimiento de cuotas partidarias, influyentismo o amiguismo; insistir en que la inseguridad pública no debe combatirse con la estrategia de creación de una guardia nacional, sino profundizar en la profesionalización de la policía, porque hay que hacer compatible seguridad con derechos humanos; y,  ratificar las luchas que le han dado identidad al partido como el respeto de la diversidad sexual  y la defensa de la igualdad de género, educación laica, gratuita, obligatoria y de calidad, por mencionar algunos.
Señaló la ruta del Partido en el ámbito nacional y local, por lo que, parte del proceso de la renovación del PRD, en este mismo año deberá celebrarse el XVI Congreso Nacional que profundice la transformación del partido, y junto con ello, la elección de los delegados a un nuevo congreso nacional, consejeros nacionales, estatales y municipales.
Previo al proceso de elección interna que podrá ser posterior a las elecciones constitucionales a realizarse en 5 estados -Aguascalientes, Baja California, Durango, Tamaulipas y Quintana Roo- el partido debe realizar un serio ejercicio de depuración del padrón, reconociendo que han salido del PRD muchos militantes, por lo que la construcción debe partir de una base real.
Reiteró su agradecimiento a la mesa directiva del Consejo Estatal, a los consejeros estatales, a los integrantes del Comité Estatal y por supuesto de manera especial a la militancia, la oportunidad brindada para estar al frente de este honroso cargo por poco más de un año.
Luego de la renuncia de Víctor Hugo Prado, El Consejo Estatal del PRD deberá reunirse a la brevedad para la elección de un nuevo dirigente