Columnas

octubre 2, 2013

El actuar de los servidores públicos…

Otros artículos de »
Escrito por: Informarte
Etiquetas:
Santoyo

El pasado 28 de septiembre se festejó el día del servidor púbico, toda aquella persona que recibe una remuneración económica del erario público se considera un trabajador que realiza una actividad dentro del sector gubernamental, sea en el ámbito federal, estatal o municipal y en el nivel jerárquico que sea. La palabra servidor se define como toda aquel individuo que sirve para algo o para alguien, en otras palabras, es aquel que debe de funcionar de manera eficiente para la responsabilidad que lo eligieron o designaron.

Lamentablemente observamos que en la mayoría de las dependencias u oficinas de gobierno las personas que laboran ahí no siempre tienen la mejor actitud para atender a la ciudadanía que acude para solicitar un servicio. Pero es peor cuando la gente es mal atendida al ir a estos lugares para pagar alguno de los muchos impuestos que se le impone al ciudadano por parte de quienes gobiernan este país, el contribuyente en muchos casos son tratados como sí fueran a pedir limosna, cuando en realidad éstos van a depositar puntualmente sus obligaciones tributarias.

Se llaman impuestos porque estos son obligatorios, es decir, se impone a la población pagar una cantidad de dinero para que sean regresados en infraestructura y servicios. Pero el problema es que la sociedad no observa resultados tangibles que les beneficien, de ahí la molestia de que le impongan más contribuciones.

Considero que el ciudadano común y corriente no tiene problema en pagar impuestos, de hecho se sabe que se debe de contribuir con el gobierno para contar con infraestructura y servicios más eficientes y modernos que le den funcionalidad y mejorar la imagen del país. Quienes dirigen los destinos de esta nación deben asumir la responsabilidad de regresar estos gravámenes en obras que la población observe, de esta manera no se tendría ningún problema ni reclamo, pero lamentablemente no es así.

Además de tratar a la sociedad con mayor respeto y con sentido de servicio hacia quienes les dan el dinero para que les sean pagados también sus sueldos, esa debe ser la meta que tendrán que imponerse los benditos burócratas que tienen los mexicanos. Recuerden que los servidores públicos vienen a ser los empleados de la sociedad, ésta es la que aporta el capital para que funcione este país, o sea, los contribuyentes son los patrones a los cuales la clase burócrata debe de atender y servir bien, éstos deberían de ser tratados como verdaderos ciudadanos de primera. La clase gobernante cree que el país se administra como una empresa, en donde ellos son los dueños y la ciudadanía es la clientela que debe esperar a ser atendida a la hora que éstos quieran y como quieran. El problema para los políticos es que la gente ya no es la misma, que un sector importante de la sociedad está despertando y exigiendo un mejor trato y sobre todo, mayores resultados en beneficio de ellos, la población ya esta cansada y fastidiada de ser tratada como personas que deben callar y obedecer.

Es obligación de todo servidor público realizar su actividad con responsabilidad y profesionalismo, desde el Presidente de la República hasta el más humilde burócrata que recibe un salario de los

impuestos que les paga la población. Sólo así podrán festejar su día con la frente en alto, y los más importante, que la sociedad se los reconozca, esa es la imagen que deben de empezar a dar ante la ciudadanía, porque de lo contrario, ésta les seguirá reclamando su actuar de una forma menos civilizada, algo que considero no es nada benéfico porque traería más conflictos entre quienes gobiernan y sus gobernados.

En fin, el problema está ahí, todos lo conocemos y nadie hace algo para resolverlo, pero esa es la tarea que tienen los responsables de llevarla a cabo, así que a iniciar con su responsabilidad. O como diría mi abuela, en una democracia el pueblo tiene el poder de mandar y exigir resultados a sus gobernantes ¿No lo creen?

P.D. A todos aquellos servidores públicos que realizan su función de manera profesional muchas felicidades, continúen por ese mismo camino y la sociedad se los seguirá reconociendo, pero lo más importante, ustedes se sentirán orgullosos de saber que el sueldo que reciben lo merecen y desquitan bien.

 

Marcos Antonio Santoyo Bernal.

Print Friendly





Advertisement
Advertisement

0 Comentarios


Sé el primero en dejar un comentario!!


You must be logged in to post a comment.


Advertisement"