Gabriela Godínez García

Como cada año Editorial Algarabía presenta una gran variedad de textos enfocados a diversos sectores de la población, con el estilo único que caracteriza a esta Casa Editorial, en esta ocasión fueron: El libro de los Monstruos, Politiquerías y No te quedes mudo.

Fernando Montes de Oca, editor de Algarabía, dio a conocer que se tienen coediciones con Random House, por lo que en conjunto se editó el Libro de los Monstruos, en el que se hizo una cronología sobre los más famosos empezando desde los griegos, los del tiempo del romanticismo como Frankestein, Drácula, así como los del cine como los Aliens, Tiburón, El Hombre Lobo, el Coco, en donde en cada uno viene su grado de peligro, lugar en el que vive, habilidades, debilidades, lo que lo hace divertido y entretenido, siendo un tema que a los niños les encanta.

Otro texto fue el de “Politiquerias”, el cual escribió en la coyuntura de las elecciones, en el cual se da a conocer el código que se ha formado por parte de los mexicanos para tapar las “chapucerías que se hacen el día de las elecciones, como el albur donde en su inicio se utilizaba para burlarse de los hacendados sin que se dieran cuenta, por lo que es un glosario de la A a la Z en el que se incluyen palabras como “acarreado” y un ejemplo, “dedazo”, “tapado”, “chayote”.

También habla de datos curiosos de los Presidentes, sus apodos como el de Gustavo Díaz Ordaz, que le decían “El chango”, las traiciones, el que el Estado de Veracruz es el que más personajes ha dado para la Presidencia, después de la Ciudad de México, de qué han muerto los Presidentes, lo que lo hace más interesante al ser educativo y divertido a la vez.

Otro de los libros que se presentó durante la pasada edición de la Feria Internacional del Libro (FIL) en Guadalajara fue “No te quedes mudo”,  que se realizó con SM que es una editorial que va directamente a las escuelas, por lo que Montes de Oca señaló que se dieron cuenta que los alumnos salieron mal no en matemáticas como se esperaba, sino en debate y argumentación, ya que no saben debatir, por lo que les pidieron que los apoyarán en la elaboración de un texto que les llegará a los muchachos.

Por lo que Algarabía creo un libro lúdico para aprender a argumentar, qué es el debate, la dialéctica, la retórica, siempre con ejemplos prácticos con ejemplos sencillos como cómo convencer a una chava que salgan al cine, cómo convencer a los papás  de que los dejen quedarse una hora mas en la fiesta,

En el segundo capítulo habla sobre las falacias que se utilizan para ganar un debate, donde la más común son ir en contra de la persona en vez de contra el argumento, o apelar a la celebridad, a la ignorancia, por mencionar algunos, para poder argumentar, y pasar al tercer capítulo que es el debate  que es una materia obligatoria en Estados Unidos y que se desea que en México sea igual, por lo que se explica las reglas del mismo.